Almazán paraliza la obra junto a la Muralla por hallazgos arqueológicos

El Ayuntamiento pondrá en valor un horno del siglo XVII con interés patrimonial al «no ser típico de la zona de Castilla sino de Valencia», destaca el jefe de Cultura de la Junta

Los hornos hallados durante las obras que se llevan a cabo junto a la iglesia de Santa María, en Almazán, a pocos metros de la Muralla, pueden tener una importancia arqueológica más importante de la que se previa en un principio. Son hornos previsiblemente del siglo XVII, similares a otros que ya habían aparecido en la villa, si bien estos «no son frecuentes en Castilla sino que son típicos de la zona Valenciana», detalló el jefe de la sección de Cultura y Patrimonio de la Junta en Soria, Carlos de la Casa. A falta de que se documenten estas antiguas fábricas de alfarería, la relevancia del hallazgo es acorde con el rico patrimonio histórico de Almazán.

De la Casa estuvo el lunes en la villa visitando los restos juntos a técnicos de la Junta, de la empresa que acomete las obras y también del Ayuntamiento, además del alcalde, José Antonio de Miguel.

El descubrimiento se produjo en el inicio de las obras de infraestructura turística que acomete el Ayuntamiento en el entorno de la citada iglesia, concretamente durante las prospecciones arqueológicas, que son obligadas al estar junto a la Muralla. Los trabajos están siendo ejecutados por Trycsa y suponen una inyección de 85.000 euros, con el apoyo de la Diputación, al amparo de la línea de ayudas a infraestructuras turísticas.

La Junta y el Ayuntamiento documentarán este hallazgo, que obliga al Consistorio a modificar el proyecto inicial, ya que la intención municipal es poner en valor al menos uno de los hornos. Hay dos en mejor estado y restos de otros, todos ellos en nivel inferior del suelo actual. Hay que tener en cuenta que este nivel fue bastante más bajo hace siglos y se elevó con el paso del tiempo, como demuestran los propios niveles de la muralla y las capas de tierra y piedras que había encima.

Se da la circunstancia de que estas cavidades estaban debajo de los cimientos de varias casas, varios inmuebles demolidos y que han sido adquiridos por el Ayuntamiento para despejar la zona de la Muralla, según explicó el dirigente municipal, ex delPP y Cs y político no adscrito.

La obra incluye «la dignificación tanto de la muralla como del ábside de la iglesia mediante el desescombro y la eliminación de taludes», según figura en la memoria. La intervención prevé que puedan hacerse dos recorridos, uno a pie de muralla, para su comunicación con el exterior, y otro paralelo desde el que se accederá a la muralla por una pasarela. La obra se integra en un programa ya en marcha que es desarrollo del Plan Director y continuación de la rehabilitación de la muralla, según fuentes municipales.
De momento, el hallazgo mantiene paralizadas estas obras de infraestructura turística que el Ayuntamiento debería tener concluidas a fecha 31 de diciembre. El Ayuntamiento pedirá a la Diputación una prórroga del plazo porque los trabajos se prolongarán. No obstante, el Ayuntamiento tiene que hacer un modificado para poder excavar en el área de los hornos «para dejarla consolidada. Hay que adecuar una parte, proceder a desmontar y verlos niveles de la muralla y las salidas de agua», explicó De la Casa. El modificado y el resto de documentación sobre los hornos tendrá que pasar de nuevo por la Comisión de Patrimonio. También el proyecto que permitirá hacer visitable la zona. «La idea es poder mantener dos conjuntos y al menos poner en valor uno de ellos para que pueda verse por el público», en palabras del alcalde.

Desde el Ayuntamiento se ve con buenos ojos este contratiempo que el alcalde califica de «suerte, porque el hallazgo permitirá poner en valor el patrimonio, aunque eso sería otro proyecto y otra inversión».
La previsión ahora es rematar las obras de adecentamiento turístico y dejar la puesta en valor del horno para el próximo ejercicio, según avanzó De Miguel.

No es la primera vez que Almazán descubre restos de cerámica. El último hallazgo en este sentido fue hace pocos meses, también en unas prospecciones ligadas a la Muralla de Almazán. En ese momento salieron restos de vasijas y hornos durante las catas que el Ayuntamiento tuvo que hacer para incluir el informe en la solicitud de ayuda al 1,5% Cultural del Ministerio de Fomento para acometer la segunda fase de la Muralla. Fue en la zona de la Puerta del Mercado, pero con una diferencia con respecto a lo destapado ahora.
Aquellos eran restos extramuros, es decir, fuera del recinto amurallado de Almazán pero muy cercanos a la muralla. En esta ocasión son en el interior del recinto. La razón es que en el siglo XVII se produjo hubo un gran incendio en Almazán como consecuencia del trabajo en estos hornos de alfarería, lo que supuso la prohibición de construir más hornos en el interior del recinto fortificado.

Enlace: http://www.heraldodiariodesoria.es/noticias/provincia/almazan-paraliza-obra-junto-muralla-hallazgos-arqueologicos_121411.html

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies