Avalancha de permisos pese a que no hay apenas setas

En los dos cotos de Montes de Soria se tramitan más de 400 tarjetas al día

Pese a que la campaña micológica todavía no ha fructificado y la producción es más que escasa, con cifras medias que no superan ni el kilo por hectárea, en poco más de diez días el Programa de Micología de Castilla y León, Micocyl, ha expedido casi 4.000 permisos para poder recolectar setas en dos de los tres acotados que hay actualmente en la provincia, Montes de Soria, con número de coto SO-50.002, y Montes de la Comunidad de Castilla y León en Soria, con el SO-50.003. Esto implica que al día ha tramitado más de 400 licencias micológicas, de las que dos terceras partes se corresponden con recolectores locales y vinculados. En el caso del primer coto constituido en toda la Comunidad de Castilla y León, el de Montes de Urbión (SO-50.001), que empezó a expedir los permisos a principios de octubre, suma ya más de un millar, si bien también más del 70% de los destinatarios de las licencias son vecinos e hijos del pueblo de alguno de los seis municipios adscritos a este acotado: Covaleda, Duruelo de la Sierra, Salduero, Molinos de Duero, Vinuesa y Montenegro de Cameros.

Y es que hasta que los cotos no se han aprobado por la Junta de Castilla y León no se podían tramitar los permisos micológicos, de modo que la provincia estaba libre para la recolección, lo que hacía temer a los propietarios de los montes sometidos a la regulación ante la posibilidad de que llegaran grupos ilegales en el caso de que hubiera una producción abundante. Pero la temporada ha jugado a su favor, ya que todavía no se han registrado fructificaciones de importancia.

No obstante, los seteros se han lanzado al monte a la busca y captura de los ejemplares más deseados. El turismo acompaña a la zona y los establecimientos rurales están completos. Bares, restaurantes, casas rurales y hoteles están registrando cifras de ocupación «como en agosto», señala la alcaldesa de Vinuesa, Asunción Medrano, uno de los seis municipios del coto Pinares Urbión. «En el puente del Pilar los hosteleros hablaban de un lleno como si fuera el 14 de agosto», asegura.

En esto mismo coincide el alcalde de Almazán, José Antonio de Miguel, quien constata que ya está empezando a repuntar la campaña en la zona de Pinares Llanos, y reconoce que «le ha costado porque faltaba agua». Por ese motivo, y después de las precipitaciones de esta semana pasada, De Miguel confía en que se mantengan ahora las temperaturas suaves y no hiele para que se pueda recuperar la producción, y aunque ya no se pueda hablar de una campaña buena, al menos se sitúe en cifras de una temporada media.

En toda la provincia tanto los establecimientos hosteleros, como los ayuntamientos están informando al recolector que llega a la provincia a por setas de que en función de la zona que elija tiene que adquirir un permiso u otro. Así, si el usuario se encuentra dentro del coto Pinares Urbión debe sacarse un permiso recreativo para foráneos de cinco euros. Porque para el recolector local la licencia es gratuita. Tiene una vigencia de dos días consecutivos y se pueden adquirir a través de la web o APP ‘www.cotosdesetas.es’, en los ayuntamientos, así como en los ocho puntos de venta autorizados (cuatro en Vinuesa, tres en Covaleda y uno en Salduero), que también pueden consultarse en esa web y en la de los municipios integrantes del coto. «El fin último no es la recaudación, sino que la regulación de la gestión de nuestros montes estuviera en nuestra mano y las decisiones las tomamos entre seis municipios», añade Medrano.
Para los acotados Montes de Soria y Montes de la Comunidad de Castilla y León en Soria sirve el mismo permiso, fruto de un acuerdo de reconocimiento mutuo, por el que trabajarán de forma conjunta y coordinada en las diferentes acciones que desarrollen durante la campaña micológica. Y es que el fin de esta alianza es la constitución próxima del Parque Micológico Montes de Soria, que incluirá la superficie de ambos acotados en un único ente y bajo unos mismos objetivos y líneas de trabajo. Aglutinará a 68 ayuntamientos propietarios y contará con una superficie de 150.000 hectáreas.

Los permisos de recolección de estos dos acotados se pueden obtener, siguiendo el mismo procedimiento de anteriores campañas, a través de la web del Programa de Micología de Castilla y León (Micocyl), que desde el pasado jueves ha expedido casi 4.000 permisos. También se seguirán expidiendo en los puntos autorizados distribuidos por las localidades de la zona regulada, tales como ayuntamientos,

establecimientos hosteleros o centros de información, entre otros. En este punto, cabe destacar la intensa actividad del personal de las administraciones locales en estos primeros días de expedición de permisos, dado que se están tramitando una media de más de 400 al día.

Otra de las novedades introducidas por los propietarios de estos montes en esta campaña es que se establece la vigencia del permiso en un año natural, es decir, de eneroa diciembre. Esta decisión va acompañada de una reducción del 50% sobre el precio habitual de los permisos locales y vinculados, en tanto que la presente campaña concluirá el 31 de diciembre de 2018. En todos los casos, tanto en la venta online como con la mediación de los ayuntamientos, a partir de esta campaña el dinero ingresado por la venta de los permisos va directamente destinado a una cuenta bancaria controlada por los titulares del aprovechamiento micológico.

Enlace: http://www.heraldodiariodesoria.es/noticias/soria/avalancha-permisos-pese-no-hay-apenas-setas_119325.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies