Desbordamientos del Ucero en Valdelubiel, Barcebalejo y Osma

Los agricultores de la vega cifran daños en 40 hectáreas de cereal por las continuas riadas desde el mes de enero

El refrán ‘En abril aguas mil’ se cumple en la primavera soriana que está siendo más invernal que nunca y sobre todo ayer. El nuevo temporal de nieve, lluvia y viento que sufre la provincia de Soria dejó su impronta en los cauces de los ríos y en algunos tramos de carretera.

En lo que se refiere a las inundaciones, la zona en la que se detectaron más problemas fue en el curso del río Ucero, a su paso por Osma y la vega hacia Barcebalejo y Valdelubiel. El río Lobos también se desbordó en el parque natural de El Cañón.

El río Ucero en Osma entró a primera hora de ayer, a causa de las abundantes precipitaciones, en nivel de alerta al alcanzar un caudal de 76,22 metros cúbicos por segundo y un nivel de 2,41 metros. Una crecida considerable si se tiene en cuenta que el día anterior el caudal solo era de 20,46 metros cúbicos. El desbordamiento del Ucero anegó toda la ribera y la zona de los parques entre El Burgo y Osma. El agua llegaba casi hasta la carretera en dirección a Recuerda. A media tarde, la situación se había normalizado y el caudal del Ucero en este mismo punto se redujo hasta los 62,83 metros cúbicos por segundo.
Una imagen que no es nueva para los oxomenses y que se ha producido en varias ocasiones a lo largo del invierno, marcado especialmente por la pluviometría.

A lo largo de la jornada se normalizó el caudal del Ucero en este punto de la provincia y se alejó de los niveles de alarma, que la Confederación fija para este tramo del río y que se sitúa en 112 metros cúbicos por segundo, según los datos facilitados ayer por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), que prestó especial vigilancia a las estaciones de aforo que están ubicadas en tramos no regulados.

La alerta del Ucero en Osma se sumó a la situación de otros cuatro ríos en la Comunidad , en los que también hubo fuertes avenidas, como el Arlanza, el Ubierna y el Odra, en Burgos, y el Pisuerga en Palencia.

El elevado nivel del Ucero ocasionó problemas con importantes desbordamientos a la altura de las localidades de Valdelubiel y Barcebalejo. Los agricultores de la Vega del Ucero aseguraron ayer que se ha perdido la cosecha de cereal de la próxima campaña. El río se ha desbordado y ha anegado las fincas de labor y los cultivos que «se encuentra totalmente perdida», explicó ayer a HERALDO DIARIO DE SORIA, el presidente de la Comunidad de Regantes de la Vega del Ucero, César García. «Los cultivos están totalmente perdidos, podridos y amarillos por la cantidad de agua», aclaró este agricultor de la zona quien añadió que «es un problema que sufrimos desde hace 20 años y la Confederación no nos hace caso». García estimó que ya se habían perdido cerca de 40 hectáreas de cultivos de cereal de los siete agricultores que trabajan la vega, a ambos lados del cauce del río. Los agricultores ya han dado parte a Agroseguro de los daños que ha comenzado a recabar los expedientes de reclamación.

García se refirió concretamente a la petición que han elevado al gestor de la cuenca para que proceda a la limpieza del cauce del río que se encuentra lleno de chopos y maleza lo que ocasiona las continuas riadas. A este problema, la situación se ha agravado en la zona del puente sobre el Ucero, en el término de Valdelubiel, donde se están acometiendo unas obras. Ayer el tránsito de vehículos a través del puente era impracticable. La grava acumulada de las obras había taponado el cauce y el agua se había desbordado por los laterales, según explicó el presidente de la Comunidad de Regantes.

Los agricultores de la vega del Ucero exigieron ayer a la CHD que limpie el río para evitar que vuelva a suceder una situación similar. A su juicio la intervención requeriría limpiar y encauzar de nuevo el río para evitar más problemas a posteriori. «La Confederación enseguida toma decisiones cuando le interesa, como la de reducirnos el riego el verano pasado causando graves problemas a nuestros cultivos, pero cuando hay inundaciones por el estado de los ríos no nos hacen caso», puntualizó César García.

El presidente de la Comunidad de regantes del Ucero explicó que este invierno ha sido especialmente grave y las inundaciones se han sucedido de manera continuada desde finales del mes de enero.
Precisamente, la comarca de El Burgo de Osma es en la que se ha registrado una mayor precipitación acumulada en lo que va de año. A finales del mes de marzo era de entre 100 y 200 litros por metro cuadrados. Niveles similares se recogieron en la zona sur en Medinaceli y los pueblos de alrededor.

En el resto de los cauces de los ríos de la provincia la situación ayer se encontraba más normalizada, aunque los caudales fueron abundantes. En San Leonardo, la crecida del río era considerable en la zona del puente de los Siete Ojos. El río Pedrajas en Valonsadero también había salido del cauce y las praderas se encontraban anegadas e inundadas. La situación se normalizó a medida que avanzó el día. Las precipitaciones y el deshielo tiene su efecto en el embalse de la Cuerda del Pozo que ayer se encontraba al 78,8% de su capacidad y con un caudal vertido de 16,3 metros cúbicos por segundo.

Enlace: http://www.heraldodiariodesoria.es/noticias/provincia/desbordamientos-ucero-valdelubiel-barcebalejo-osma_108531.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies