Disparidad en la cosecha de cereal

El rendimiento medio es de 2.955 kg/ha, pero hay grandes variaciones entre las comarcas

El balance que hace Asaja Soria de la cosecha de 2019 en la provincia es dispar. El rendimiento medio de la campaña de cereal en la provincia ha sido de 2.955 kilos por hectárea, con una producción de 629.052 toneladas y un total de 212.883 hectáreas sembradas. Estos datos se encuentran por debajo de los del año pasado, cuando los rendimientos fueron de 3.200 kilos por hectárea y la producción ascendió a las 680.000 toneladas.
Carmelo Gómez, presidente de la asociación agraria, afirma que algunas zonas han tenido buenos resultados, sobre todo en las comarcas de Tierras Altas–El Valle y el Campo de Gómara, con rendimientos superiores a 3.500 kg/ha; mientras que otras, especialmente El Burgo de Osma, Arcos de Jalón, Pinares y las Tierras de Soria, han obtenido unos resultados decepcionantes, con rendimientos menores a 2.500 kg/ha. Almazán ha obtenido buenos rendimientos, en torno a 3.000 kg/ha, pero ha sido una de las zonas que más siniestralidad ha sufrido. Además, Gómez señala que dentro de una misma comarca también se producen variaciones entre distintos términos municipales.
Por tipos de cereal, la cebada ha tenido el mejor rendimiento, con 3.709 kg/ha. El trigo se ha quedado en 2.995 kg/ha, el centeno en 2.260 kg/ha, la avena en 1.650 kg/ha y el triticale en 2.890 kg/ha. 
Asaja estima que más de 80.000 Hectáreas han sido afectadas por fenómenos de siniestralidad meteorológica, principalmente sequía y pedrisco, mientras que Agroseguro computa 60.000 hectáreas. El daño medio en las parcelas siniestradas de pedrisco ha sido del 35%, según fuentes de Agroseguro. Las comarcas más perjudicadas han sido el Campo de Gómara (4.706 ha) y Soria (4.593 ha), seguidas de las Tierras Altas (2.794 ha), el Burgo de Osma (2.540 ha) y Arcos de Jalón (1.243 ha). Las menos damnificadas han sido Almazán (614 ha) y Pinares (195 ha).
En sequía, la zona afectada es la banda sur provincial, desde la provincia de Segovia a puntos de la comarca de Arcos de Jalón. La comarca más afectada es El Burgo de Osma prácticamente al completo (17.284 ha); seguido de la comarca de Almazán (9.825 ha), zona de Berlanga de Duero y su parte sur; la comarca de Soria (7.499 ha) en su zona sur y algunas zonas de Arcos de Jalón (4.365 ha) y Campo de Gómara (2.035 ha). En Tierras Altas (521 ha) también existe algún punto con sequía, mientras que en Pinares ha sido prácticamente residual (370 ha).
Gómez destaca la importancia de disponer de un seguro para poder salir adelante en caso de eventualidad. De acuerdo con Asaja, en la provincia de Soria se han producido esta campaña 6.050 declaraciones de seguro. 248.500 Hectáreas de tierra se encuentran aseguradas, con un capital de 180 millones de euros.
El presidente de Asaja afirma que una de las grandes preocupaciones de los agricultores es el cambio climático, que altera el ciclo de las precipitaciones y provoca fenómenos extremos, como las tormentas de principios de julio, que arrasaron más de 7.000 hectáreas en cuestión de días.
Con respecto a los incendios provocados por cosechadoras, Gómez celebra que en Soria se producen muy pocos accidentes con un valor meramente «testimonial», aunque afirma que espera que se reduzcan a cero. En cuanto a los topillos, explica que no es un problema que preocupe en la provincia, aunque reconoce que sí que aparecen en algunas zonas. De todos modos, la Administración no prevé tomar medidas contra su proliferación.

http://www.heraldodiariodesoria.es/noticias/soria/disparidad-cosecha-cereal_136759.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies