El aeroparque solo es viable si se pueden usar las infraestructuras del PEMA

Layônair contaría para desarrollarlo con las obras ejecutadas en Garray y con los fondos europeos adjudicados al sector aeronáutico de Castilla y León

Layônair presentó ayer el proyecto del aeroparque de Garray como «pionero, inédito, estable y rentable», pero condicionado a que se pueda contar las infraestructuras instaladas en el polígono industrial del PEMA, que en la actualidad están inutilizadas en el polígono y judicializadas pendientes del recurso del Tribunal Supremo. «Si no se pueden utilizar las infraestructuras el proyecto no es viable», aseguró el presidente de la empresa, Carlos Escobar.

Las infraestructuras que necesita el proyecto son las redes de canalización para el saneamiento y la canalización del agua, electricidad, fibra óptica y gas e incluso la posibilidad de aprovechar la central de biomasa que se encuentra en Garray. Todo ello no se puede tocar hasta que no se resuelva el proceso judicial.

Las obras ya realizadas en el PEMA y la posibilidad de aprovecharlas despertaron el interés de esta empresa promotora por localizar el aeroparque en Garray que abriría una nueva dinámica empresarial y que «transformaría el modelo económico en Soria», según explicó el presidente de la firma, Carlos Escobar, quien ayer pidió a todas las partes que se sienten a negociar y aunar esfuerzos «en el beneficio de la ciudadanía».

El responsable indicó que ellos no van a entrar en el diálogo con Asden sobre el recurso, pero sí apeló a un entendimiento entre los políticos sorianos y la agrupación ecologista para poder recuperar una inversión que «ustedes han tirado desde hace 10 años». Asimismo, vendió el proyecto aeronáutico como un «regalo de Reyes» a los sorianos, y recordó que Soria necesita «creación de empleo, incremento de población y de oportunidades y un mayor aumento de su renta per capita y este sector permite que se den estas circunstancias», significó.

El presidente de Layônair, Carlos Escobar, indicó que en Garray ya están ejecutadas el «75% de las infraestructuras que necesita esta expansión industrial», solo queda aportar el 25% restante, que la promotora pretende captar de los 2.500 euros de fondos europeos destinados al sector aeronáutico de Castilla y León, que se encuentran firmados y pendientes de adjudicar. En este sentido indicó que si Castilla y León no los quiere hay otras dos comunidades autónomas que ya están pidiendo estos fondos, puntualizó Escobar, quien subrayó que «no se trata de una iniciativa faraónica», por lo que está pensada para un aeródromo, no para un aeropuerto, pero que permitirá un desarrollo expansivo que colocaría a Soria dentro del mapa del sector aeronáutico del país y que «no le iba a costar un euro a los sorianos».

Los responsables de Layônair, Carlos Escobar, y el socio director de una de las empresas que desarrollan el proyecto, Ignacio Díez, detallaron ayer el proyecto en el que llevan trabajando desde hace año y medio cuando descubrieron las instalaciones del aeródromo de Garray y las infraestructuras inutilizadas del PEMA. Un enclave que conocieron por casualidad. «Pasábamos por aquí y vimos un avión que aterrizaba y nos sorprendió la existencia del aeródromo que visitamos posteriormente con Airpull», explicó Escobar. Después de esta visita decidieron elaborar un estudio de viabilidad, que han costeado ellos, a sabiendas del inconveniente que supone en la actualidad no poder disponer ni de las infraestructuras ni de los terrenos del PEMA, al estar todo pendiente de decisión judicial.

Además de la dotación de las infraestructuras, a Layonâir le pareció estratégica la ubicación del aeródromo de Garray, del que dijo que es un eje de máximo interés aeronáutico entre Europa y Portugal, por lo que la ubicación se convierte en «idónea». Además la actividad de la construcción dentro del sector aeronáutico se encuentra disperso en el territorio y «los aviones se pueden montar como mecano, da igual dónde estén», puntualizó Escobar.

Tras varias reuniones con responsables políticos de la Diputación y con el Consejo Provincial de Desarrollo Económico ayer tocó el turno de la reunión con Asden y con los Grupos de Acción Local. Un encuentro que terminó con tensiones que se pusieron de manifiesto a su finalización en la sala de comisiones de la Diputación, sobre todo entre los miembros de la agrupación ecologista y los responsables de la Diputación Provincial soriana.

Al finalizar esta reunión se presentó el proyecto a los periodistas y anunciaron que las de ayer fueron las últimas reuniones que van a realizar para presentar este proyecto, por el que se han interesado otras provincias de España. No obstante, Escobar aseguró que su estudio de viabilidad solo lo han presentado en Soria y no lo ofrecerán a ninguna otra provincia hasta que no se cierren las negociaciones con Soria.
La empresa detalló el contenido de la propuesta, de la que dijo que es un desarrollo «innovador, sostenible económicamente rentable y expansivo, algo no que no se ha desarrollado en España y no solo es el chatarreo de aviones», aclaró. Layônair no ofreció números sobre inversiones ni sobre el empleo, datos que forman parte de la confidencialidad del proyecto.

Layônair insistió en que este proyecto abre nuevas posibilidades para el desarrollo económico de Soria dentro de un sector, el aeronáutico, que cuenta con un importante rendimiento.

En España ocupa la tercera posición con un volumen de negocio anual de 23.000 millones de euros, con enormes posibilidades de triplicar la facturación en los próximos años, «está en alza constante», dijo Escobar.

Por último aseguró que proyecto no será solo bueno para lo provincia de Soria, sino también lo será para Castilla y León.

FLOTA PEQUEÑA

El desarrollo del aeroparque está pensado para el horizonte de cinco años con la concentración de empresas aeronáuticas que crearán sinergias que permitirán instalarse posteriormente. La actividad de las mismas y los servicios estarían dirigidos a flota mediana y pequeña de Europa, según explicó el presidente de la promotora, Layônair. Este desarrollo se realizaría en dos sectores.

En el primero se incluiría la implantación de un centro integral de formación aeronáutico diferenciado, fabricación drones , reconstrucción de aviones de acuerdo a la nueva normativa, reciclaje de aeronaves . En el segundo sector se incluye un centro de hangarización para las compañías aéreas, Escobar, matizó que en la actualidad el mantenimiento habitual se realiza fuera de España. En este sector también se incluirá actividades como la modificación de helicópteros, nuevas tecnologías, plataformas de invernaje para flota mediana y pequeña, además de hangares y oficinas. Escobar también mencionó el interés de la Fundación Infante de Orleans por la localización del aeródromo de Garray. Al parecer el presidente de la Diputación, Benito Serrano, ya tiene el compromiso de la Fundación para la ubicación del museo aeronaútico en vuelo español en Soria, que también interesa a San Javier (Murcia). El Plan Estratégico de Layonair en su fase final contaría con una superficie del aeródromo de 53,23 hectáreas, la superficie del Parque Empresarial del Medio Ambiente de 239,04 así como la ampliación del aeródromo sobre una superficie de 316,26 hectáreas.

http://www.heraldodiariodesoria.es/noticias/provincia/aeroparque-solo-es-viable-si-pueden-usar-infraestructuras-pema_142601.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies