El autobús urbano cerrará el año con más usuarios que en 2018

En lo que va de ejercicio 326.399 viajeros han utilizado las líneas, una marca a sólo 475 del acumulado de todo el pasado

El transporte urbano está de enhorabuena: un aumento constante de viajeros en los últimos meses confirma una recuperación que deja atrás lo sucedido en el pasado ejercicio y en los primeros compases del año. Los cambios en las líneas determinaron una bajada pero esta tendencia negativa queda cada vez más lejos y 2019 cerrará con una elevación de usuarios pese a que en los primeros cuatro meses se registraron resultados negativos. El acumulado de enero a noviembre supera los 326.000 usuarios y se mueve ya en un entorno similar al de 2018. Suceda lo que suceda en diciembre, el esquema con más líneas y facilidades para organizar los itinerarios está en condiciones ya de sobrepasar al año pasado. La estadística señala que para que esto suceda únicamente sería necesario incorporar a 475 viajeros. Algo que no sólo sucederá sino que se verá ampliamente superado. Y es que la media de los últimos meses mejora con amplitud el registro de los 30.000.


En los once meses cerrados del año han sido 326.399 los desplazamientos que han realizado los vehículos, cuando en todo 2019 se sumaron 326.874. El arrastre negativo del ejercicio anterior se prolongó de enero a abril, cuando las sucesivas estadísticas desfavorables acumularon una merma de 14.638 usuarios. Cuatro meses de caída que comenzaron a dar la vuelta a partir de mayo.


Entonces se cumplió el año de la implantación de las nuevas líneas y, mes a mes, los resultados fueron positivos. La tendencia al alza se refleja en 38.114 viajeros incorporados desde mayo. De manera que en lo que va de año resulta una adquisición positiva de 23.476 usuarios. Habrá que esperar a que concluya diciembre para conocer si esta cifra se estira o se contrae, aunque en cualquier caso 2019 tendrá una ganancia tras el periodo de pérdidas.


De momento, el último dato contabilizado, correspondiente al mes de noviembre refleja un nuevo ‘estirón’, ya que las entradas subieron un 15% en relación al mismo periodo de 2018. Se trató de 4.137 desplazamientos más, con lo que el sistema de transporte alcanzó los 31.730. En noviembre de 2018 la marca se quedó a las puertas de los 27.600.


Este 15% se coloca en el entorno de lo acontecido en agosto, cuando en términos individuales el autobús movilizó a casi 29.000 personas. El mes central del verano fue el segundo desde mayo en que el global no superó los 30.000. El otro fue junio, a las puertas de los 28.000.


En lo que va de año el periodo más favorable ha sido octubre, tanto en términos porcentuales como de número de viajes. La proporción de alza en relación al mismo mes de 2018 se disparó hasta el 26,3%, con casi 7.000 viajeros que utilizaron el transporte colectivo para atender sus necesidades en la ciudad. Si se considera el total movilizado en un mes, no hay que perder de vista a julio y sus 34.395 desplazamientos.


La evolución de las cifras invita al optimismo, en la medida en que es altamente improbable que se produzca una situación por la que el dato de 2018 no se vea superado con amplitud. No obstante, atendiendo a las medias mensuales, el acumulado de 2019 quedará por debajo de 2017. Entonces la red cerró con 383.911 viajeros, que mejoraron notablemente los 367.122 de 2016.


Con la entrada en funcionamiento del nuevo esquema de transporte los meses del año pasado tendieron a la baja. En esta situación hay que tener en cuenta dos causas. Así, la necesidad de ajustarse a unos nuevos hábitos y rutinas. Y la implantación de una forma de contabilizar a los usuarios que no tiene en cuenta ya los transbordos. Gratuitos con el anterior modelo circular, sin embargo se añadían a la estadística. Las líneas actuales prácticamente hacen innecesaria esta figura, que antes pesaba en los registros. Esto significa que ahora los totales reflejan un número más real de usuarios y si se incrementan es que se da una ganancia neta.


La evolución a la baja se prolongó de enero a abril de este año, con los dos meses en los extremos del periodo coincidiendo en una caída del 16%. Algo más atenuadas fueron las de febrero y marzo, con un 9,1% y un 6,3%, respectivamente. Enero y abril son además los meses en que el volumen general ha sido menor en el año, al no haber superado los 26.000 viajeros.


Pese a las caídas, el autobús urbano tiene una buena imagen y goza de las preferencias de los sorianos. Así, una encuesta realizada por el Grupo Avanza (que repite gestión al frente del servicio) reveló un grado de satisfacción elevado. A la hora de medir esta percepción se daba la posibilidad de puntuar de uno a diez. La media de los interrogados se significó en 8,4 puntos.

http://www.heraldodiariodesoria.es/noticias/soria/autobus-urbano-cerrara-ano-mas-usuarios-2018_143564.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies