El cronograma de Acuaes camina ya con varios meses de retraso

La expropiación de los terrenos de la depuradora ya debía estar completada

Las obras de la depuradora de Soria acumulan ya un importante retraso, al menos, según el cronograma marcado por Acuaes y que acompaña el convenio firmado entre la sociedad estatal, la Junta y los ayuntamientos de Soria y Los Rábanos. El acuerdo, de 98 páginas, incluye información sobre la financiación y las obligaciones de cada una de las administraciones participantes. Por último, expone un calendario en el que se marcan las fechas previstas para la realización de los diferentes trámites y el inicio de las obras. En base a ese calendario las obras, tanto de la depuradora como el túnel, tendrían que comenzar en el mes de octubre, una fecha que ahora mismo parece imposible de cumplir.

Una de las cuestiones clave es el tiempo que Acuaes considera que debe tener para cerrar la expropiación de los terrenos. Según el documento la adquisición de los terrenos para construir la depuradora tardará cuatro meses. El problema es que Acuaes tenía previsto que las labores de expropiación se realizaran entre los meses de abril y julio. La realidad es que esos trámites están todavía en su fase inicial. Precisamente, el pasado 9 de julio el BOE publicó la relación de bienes y derechos afectados por el proyecto. Si esa publicación es el inicio administrativo del procedimiento y se cumplen los trámites de Acuaes para cerrar la expropiación, el trámite terminaría a principios del mes de noviembre.

El calendario diseñado por Acuaes contempla también que antes del mes de octubre deberían haberse licitado diversas cuestiones como la asistencia técnica de la obra o la ejecución del túnel. Esos procesos no han comenzado. En este caso, la sociedad estatal sí que ha dado algunos pasos previos. El pasado 19 de junio desde la entidad se informaba de que «el Consejo de Administración de la sociedad mercantil estatal Aguas de las Cuencas de España (ACUAES), del Ministerio para la Transición Ecológica, ha autorizado la licitación por 38.453.936 euros (IVA incluido) de las obras del proyecto de los emisarios de la Estación Depuradora de Sinova (Soria)».En la misma reunión acordó la licitación por 3.252.661 euros del contrato de asistencia técnica para la dirección y control, además de la supervisión medioambiental, de las obras del Saneamiento de Soria en su totalidad, que incluye la construcción de una nueva EDAR, los emisarios y las obras de incorporación de caudales.

En la Plataforma de Contratación Pública ya aparece el contrato para la construcción del túnel, aunque en su estado se expone que solo ha sido publicado el anuncio previo. Esto significa que Acuaes todavía debe abrir paso al concurso público que posibilitará la presentación de ofertas y la posterior adjudicación de las obras. El pasado junio Acuaes ya informó de que «con anterioridad a la publicación del pliego de contratación para la ejecución de las obras, se realizará un anuncio de información previa con el fin de darlo a conocer, teniendo en cuenta que para la preparación de las ofertas los futuros licitadores deberán prever medios técnicos singulares como una tuneladora escudada que permita el sostenimiento con dovelas. Este anuncio coincidirá con el periodo de información pública de los proyectos de la EDAR y de los emisarios».

El cronograma incluido en el convenio también incluye información sobre el comienzo previsto de las obras. La estimación a la firma del acuerdo, el pasado marzo, es que tanto el túnel como la depuradora comenzaran su construcción a la mismas vez, en el mes de octubre, es decir, dentro un mes. Evidentemente, va a ser imposible cumplir la totalidad de esa predicción ya que las obras del túnel ni siquiera se han licitado. Según este cronograma, las obras de la estación depuradora tardarán 20 meses con lo que estarían terminadas en julio de 2021. Por su parte, el túnel cuyo plazo de construcción se estima en 28 meses, terminaría sus obras a finales de marzo de 2022. Una vez que terminen las obras, hay que contar con otro plazo de 12 meses para la puesta en marcha de las instalaciones con lo que Acuaes había previsto que la finalización del proyecto ocurriera en abril del 2023. Ante la imposibilidad de empezar el túnel en octubre, cada mes de retraso extenderá el plazo de ejecución. Hay que recordar que la infraestructura debe estar terminada en diciembre de 2023 para evitar riesgos en la justificación de los fondos europeos.

De cara al comienzo de las obras, Acuaes tiene que solventar algunas cuestiones. Las más relevantes, la contestación a las alegaciones presentadas durante el periodo de exposición pública de los proyectos. Otro de los trámites pendientes es la expropiación de los terrenos, como consecuencia de la declaración de interés general del proyecto, debería ser relativamente ágil. Cabe recordar que la construcción de la nueva depuradora movilizará una inversión de unos 60 millones de euros de los que el 35% de pagarán con fondos europeos y el resto se financiará a partes iguales entre la Junta y el Ayuntamiento de la capital.

http://www.heraldodiariodesoria.es/noticias/soria/cronograma-acuaes-camina-ya-varios-meses-retraso_137783.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies