El Enclave del Agua rompe su techo y arrasa con 40.000 asistentes

El festival de música afroamericana pulveriza sus mejores expectativas y ya trabaja en la que será su undécima edición con tres grandes bandas en ‘cartera’ y la idea de colonizar el centro de Soria

Víctor Frutos , 43 años y director del Festival ‘Enclave del Agua’, estaba ayer a falta de un pellizco. Lo más razonable si se tiene en cuenta que se encontraba digiriendo otro éxito artístico, pero también de público y producción, con una deriva económica fundamental para la ciudad. «Calculo que hemos alcanzado los 40.000 asistentes», confesó ayer Frutos a este periódico. «En cuanto a gente lo del viernes no tiene nombre y el sábado, de tanto como hubo, resultó casi incómodo. De verdad que fue un auténtico hormiguero. Incluso en la platea. La enorme cantidad de gente quedó patente en el Soto Playa, donde no cabía un alma más. Viendo lo que ha pasado es hora de pensar en que, tal vez, se tengan que desplazar los puestos y sacarlos un poco hacia afuera para liberar la zona que ocupan».

Los primeros datos indican que la décima edición vivida «ha sido gloriosa», destacando el nivel alcanzado por la producción, algo fundamental para un excelente desarrollo, que «ha dado mucho más que el tope. De verdad que todo me ha gustado mucho y que ha ido mucho más allá de los profesional. Estamos ante un festival que es demandado y que no responde a lo que manda el gran mercado. El Enclave de Agua es otra cosa por completo. Es un festival para los gurmés. Esto se va a poder ver sin ninguna duda el 15 de agosto en la transmisión que hará RTVE de un concierto de este festival. Ahí va a quedar patente, además de la categoría de los grupos y el respaldo popular, el excelente nivel que tiene esta producción».

Ni siquiera Cazorla, que es un festival próximo al segmento y nicho de mercado del ‘Enclave’, aguanta el avance de un evento que todavía no parece haber alcanzado su techo. «Gente que conoce los dos festivales, me han dicho que, con todo seguridad, que hemos tenido más asistentes que allí», explica Frutos, que también defiende la categoría de un escenario principal tan bien armado como el habilitado estos días junto al Duero.

Sin apenas tiempo para recoger los bártulos, y devolver los dos cencerros de Soria con los que Orgones subrayaron ayer sus potentes sonidos, Frutos defiende que «vamos a intentar crecer hacia la ciudad. La idea es que podamos ampliar los escenarios en el centro y ver la posibilidad de hacerlos más grandes. Es más, tengo fe absoluta en que si montamos un gran escenario en el Paseo de La Alameda se podrían concentrar miles de personas por la mañana y a la hora del vermú, con lo que eso puede suponer para la economía y la hostelería local. Hay que tener voluntad política, que se ha demostrado, y posibilidad económica, con base, para entre todos hacer una búsqueda de más patrocinadores que puedan permitir una extensión así, que beneficie todavía más a Soria».

El director del festival, que explica que se han llenado un año más todos los hoteles, desde el Parador a la zona de acampada «que también habría que ampliar», ya proyecta la undécima edición, con ganas, por difícil que parezca, de ir a más. «El próximo año, la idea es poder contar con tres bandas auténticamente espectaculares, que están preparando nuevo disco y cuyos trabajos saldrán allá por marzo. Es ahora cuando vamos a intentar cerrar sus contratos, cuando no se conoce que están trabajando en el estudio».

Todavía sorprendido por el brutal directo de Orgones, Frutos admite que no esperaba una descarga de tal magnitud «mucho más si tenemos en cuenta que The Bellrays parecía que habían dejado el nivel en un punto que no se iba a poder superar y, sin embargo, lo hicieron. «Su directo ha quedado para la historia del festival. Es, sin duda, uno de los mejores bolos que se han visto en todos los años del Enclave del Agua. Es increíble el desembarco que hicieron. Llegan a Europa y se comen al público».

El Enclave este año cerró más tarde que nunca. Eran las seis y media de la mañana de ayer domingo cuando el último de los diyéis dejó de pinchar. Horas antes las cervezas ya habían empezado a escasear.

Enlace Diario de Soria: http://www.diariodesoria.es/noticias/soria/enclave-agua-rompe-techo-arrasa-40-000-asistentes_92794.html

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies