El Gobierno pospone ahora la apertura de la nueva cárcel al menos hasta otoño

Se anunció para 2019, después se retrasó al segundo trimestre y los últimos plazos eran para el verano

Nuevo jarro de agua fría a las expectativas de apertura del nuevo centro penitenciario de Soria sobre el que, aunque aún no hay fecha definida, se abren dudas de que incluso pudiera ser este mismo año tal y como estaba previsto. No obstante, las previsiones han variado sustancialmente en los últimos meses. A finales del 2019 el Gobierno manifestó su compromiso en abrir el complejo antes de que finalizara 2019. En febrero, a través de una respuesta parlamentaria, se indicó que no sería al menos hasta el segundo semestre y los últimos plazos apuntaban ya al verano. Ayer el subdelegado del Gobierno en Soria, Miguel Latorre, en declaraciones concedidas a Ical, explicó que no será hasta el otoño –que comienza el 21 de septiembre– cuando se empezará a «estudiar» el traslado de los internos. Las palabras de Latorre emplazan la apertura al tercer trimestre del año.


Los retrasos y reprogramaciones han sido una constante en la construcción de la cárcel desde que comenzaran las obras hace más de una década. La infraestructura ha supuesto una inversión de más de 130 millones de euros y solo en el último año el Gobierno ha destinado unos seis millones de euros para completar el equipamiento y la construcción del colector, últimas infraestructuras que restaban para terminar la construcción del complejo.


El subdelegado del Gobierno en Soria, Miguel Latorre, no quiso poner fecha a la apertura total del centro, ya que, señaló, el traslado de los internos, último paso para poner en servicio el centro, está condicionado a distintos factores, sobre todo, a proveer de funcionarios a la cárcel, según recogió ayer la agencia Ical. En los próximos meses se llevarán a cabo las pruebas de seguridad oportunas. La idea es abrir la prisión con cuatro módulos, un sistema que se sigue en algunos centros de nueva creación, al comprobar que es el «sistema idóneo». «En verano se procederá a testear el sistema de vigilancia y seguridad. Creemos que en otoño, toda vez que se apruebe la relación de puestos de trabajo, se procederá al estudio del traslado de los internos», reiteró a Ical.


Las palabras del subdelegado abren un nuevo escenario de cara a la apertura de la cárcel en el que se pone sobre la mesa la necesidad de que esté aprobada la relación de puestos de trabajo y que posteriormente se abordará el traslado de los internos. Latorre fija estas cuestiones de cara al otoño, cuya fecha de inicio oficial es el 21 de septiembre, con lo que, como mínimo, la apertura del complejo, con cuatro módulos, no será efectiva hasta el último trimestre del año.
A pesar del nuevo retraso, Miguel Latorre defendió que el Gobierno de España ha hecho más en un año por la apertura de la cárcel que los ocho en los que gobernó el PP, que «procedió a la parálisis del proyecto», y subrayó el dinamismo económico que creará la apertura de la misma, ya que inicialmente creará 300 empleos directos, más los asociados al incremento de las plantillas de la Policía Nacional y la Guardia Civil, más los indirectos que se generarán relacionados con el mantenimiento y los suministros. «El Gobierno ha trabajado en el último año para tener abierto el centro más que en los últimos años del PP», reivindicó.


2019


Los plazos de apertura han variado sustancialmente en los últimos meses. En noviembre de 2011 el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, visitó Soria y anunció que «si los tiempos van bien, esperemos que para finales de 2019 pueda estar en funcionamiento». La voluntad de poner el centro penitenciario en funcionamiento en 2019 fue corrobora después en varias ocasiones por varios representantes socialistas, incluida la por entonces delegada del Gobierno en la Comunidad, la soriana Virginia Barcones.


Segundo trimestre


El primer cambio de fechas se produjo pronto, en febrero del año 2019. Tal y como informó este medio, a través de una respuesta parlamentaria a una pregunta planteada por los senadores del PP por Soria. En aquel momento los trabajos del colector y el equipamiento estaban aún por comenzar y el Gobierno explicaba que «el plazo de ejecución de las obras y el equipamiento del mismo se prevé en 9 meses, con fecha para iniciar los trabajos en mayo de 2019». El Ejecutivo indicaba que «si se cumplen los plazos anteriores, el centro penitenciario estará terminado y equipado en febrero de 2020 para su entrega a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias». Asimismo, añaden que la puesta en servicio está prevista para «el segundo trimestre del 2020, una vez se realicen las tareas de supervisión y control de las instalaciones de servicio y seguridad».


Las obras del colector arrancaron en junio y desde el mes de junio desde Gobierno se han ido licitando diversos contratos correspondientes al equipamiento. Hace varias semanas este medio publicó ya imágenes del interior del centro penitenciario con parte del mobiliario ya instalado y el colector debería estar terminado el próximo mes de febrero.


¿Verano?


Aún sin fechas oficiales, el Gobierno ya ofreció algunas pistas de que la apertura no se produciría al menos hasta el verano. La más clara fue la licitación de un nuevo contrato para la vigilancia de la parcela. Este contrato tenía una duración de seis meses y se adjudicó en el mes de septiembre de 2019 por lo que su finalización se produciría en el mes de junio de 2020.


Esta previsión fue corroborada por el propio Gobierno a través de una respuesta a este medio a través del portal de Transparencia. En esa contestación el Gobierno ya admitía que la finalización de la instalación del equipamiento estaba fijada para «finales de abril de 2020». Teniendo en cuenta las necesarias pruebas de seguridad en esas condiciones la apertura quedaría, como mínimo, para los meses estivales. Desde la Secretaría de Instituciones Penitenciarias también se explicaban cuestiones relevantes sobre la puesta en servicio y es que explicaban que «para determinar el número de módulos que puedan abrirse y el tipo de población es preciso conocer antes la dotación de personal, que por la nueva relación de puestos de trabajo, se adscriba al centro y sea cubierta». Además, añade que «estas circunstancias no tienen aún una delimitación establecida».


La respuesta de Interior incidía en que «con relación a la futura inauguración del Centro Penitenciario de Soria no existe ninguna propuesta en materia de personal tramitada en el día de la fecha». A este respecto asegura que «cuando las previsiones de inauguración del establecimiento sean más cercanas –y con la debida antelación– se formularán las propuestas que procedan en materia de dotaciones de recursos humanos a Función Pública». Por último, aclara que «el escenario que se contempla es que la inauguración del nuevo centro conlleva aparejado el cierre del antiguo así como el trasvase de la población reclusa y el cambio de toda la plantilla».

http://www.heraldodiariodesoria.es/noticias/soria/gobierno-pospone-ahora-apertura-nueva-carcel-menos-otono_145752.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies