El mercado sube su ocupación con la oferta a un puesto vacante

El establecimiento número 10 se destina a venta de encurtidos y productos a granel

El mercado municipal se encuentra en condiciones de incrementar su ocupación y acercarse al lleno, al menos en lo que respecta a la planta baja. La causa se encuentra en la oferta para instalarse recibida dentro del proceso de licitación de uno de los espacios vacantes. En concreto, el número 10, que el Consistorio sacó a concurso con un canon anual de 6.000 euros. A diferencia de otros establecimientos, con la concesión a 20 años, en esta ocasión las bases contemplaban una actividad por un año, con posibilidad de prórroga por otro. De esta manera, el valor del contrato asciende a 12.000 euros según el pliego. La cantidad puede ser variada al alza por el licitador.


El puesto número 10 estaba destinado originalmente a frutería, pero dentro del objetivo de dar una mayor variedad al edificio de Bernardo Robles el abanico cambia. Así, la venta prevista pasa por los encurtidos y productos a granel. Estos últimos comprenden productos como especias, legumbres, frutos secos, frutas deshidratadas, semillas, cereales, arroces, pastas y similares. El pliego apunta además a «otros usos compatibles con el equipamiento de los puestos, distinto a los ya existentes y contemplados» en el mercado.


El edificio que entró en funcionamiento en marzo de 2017 (una construcción de nueva planta que incluyó la transformación integral del entorno) cuenta con 17 puestos. Y 13 se encuentran activos. Otro ha sido transformado en la lonja municipal, una fórmula de ocupación temporal para poner a la venta productos de temporada o típicos de Soria. Contando con que la oferta presentada acabe siendo firme y derive en un establecimiento más, quedarían dos vacantes. O uno, si el Consistorio acaba agrupando los dos en un solo espacio, teniendo en cuenta que dadas las características de estos puestos cabe esta opción.


El puesto número 10 tiene una superficie útil de algo más de 13 metros cuadrados y conlleva un almacén de siete.


Con su incorporación al negocio prácticamente estaría llena la planta baja, aunque desde el Consistorio suele recordarse que los vacíos permiten una rotación y variedad de actividades. Es lo que sucedió con el mercado provisional de Concepciones, el edificio ahora sin uso que funcionó en tanto se construía la instalación definitiva de Bernardo Robles.


Además de la planta baja el usuario dispone en el recinto del supermercado del sótano y el aparcamiento subterráneo, una facilidad para la compra aumentada por el acercamiento del transporte urbano a Doctrina.


Queda pendiente la primera planta, destinada a espacio de restauración y productos ‘gourmet’. En su momento, la licitación conjunta de todos sus puestos quedó desierta. El Consistorio estudia la fórmula para encontrar un gestor del nivel ahora vacante.

http://www.heraldodiariodesoria.es/noticias/soria/mercado-sube-ocupacion-oferta-puesto-vacante_141078.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies