El Numancia se lleva los tres puntos del Carlos Belmonte

El Numancia consiguió un bálsamico triunfo en el Carlos Belmonte de Albacete por 0-2, goles de Alex Callens y Pablo Valcarce, que permite a los sorianos cerrar la primera vuelta liguera con 27 puntos y escaparse un poco de los puestos peligrosos de la clasificación.

El equipo numantino cuajó un partido serio, disciplinado y sabedor de la importancia de los puntos en juego. Antes del descanso puso ventaja en el luminoso y al principio de la segunda mitad cerró el partido tras un gran gol de Pablo Valcarce.

En Albacete, Arrasate volvió a conformar un once con varios cambios. Obligado por las lesiones y por las sanciones, el técnico numantino retocó todas las líneas del juego. Los hermanos Valcarce volvieron al equipo y Marc Mateu e Íñigo Pérez completaron el centro del campo junto a Pedraza y Julio Álvarez, que actuó de enganche, por detrás de Alex Alegría, referencia ofensiva del Numancia en el Carlos Belmonte.

El partido comenzó con dominio manchego, ya que a los sorianos les costó encontrar la posición en el campo y el ritmo del partido. Tras los diez primeros minutos, el conjunto soriano empezó a encontrar el balón y el encuentro se equilibró. Una falta botada por Marc Mateu tras un toque de Julio Álvarez pudo abrir el partido para los sorianos, pero el balón se marchó junto al poste.

Aún tuvo el Numancia otra oportunidad a pelota parada. El lanzamiento también fue de Marc Mateu, pero esta vez su disparo se marchó por encima del larguero. Cuanto el partido enfilaba el camino de vestuarios, el Numancia abrió el marcador. Julio Álvarez botó un saque de esquina, alguien la prolongó en el primer palo y Alex Callens, en el poste largo cabeceó a las mallas para adelantar a los rojillos en el minuto 41 de partido.

Tras el descanso, el Numancia salió decidido a cerrar el partido cuanto antes. En un contragolpe iniciado por Marc Mateu con un gran balón al espacio en la banda izquierda para Pablo Valcarce, el canterano numantino hizo el segundo tras una gran jugada individual.

Corría el minuto 51 y el Numancia tenía medio partido en el bolsillo, pero había que corroborar durante los 40 minutos restantes el aseado trabajo realizado hasta el momento. Fue así, y con orden, disciplina y argumentos con la pelota en el momento que se la robaban al equipo manchego, el Numancia apenas concedió oportunidades a los locales e, incluso, pudo ampliar el marcador en varios contragolpes que pudieron acabar en gol. En los minutos finales, Munir también ahorró sufrimiento con dos buenas intervenciones, que certificaron otra victoria rojilla a domicilio, la segunda consecutiva en 2016.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies