El paro marca su mejor dato desde 2008 aun con la escasa mejoría anual

Soria se sitúa en 3.122 parados y logra que 321 personas salgan de las listas en junio

Con 321 parados menos en la provincia las listas del paro en junio registraron su mejor dato desde 2008, con 3.122 personas en situación de desempleo, un descenso del 9,32% con respecto al mes anterior, según los datos publicados ayer por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el mejor comportamiento en Castilla y León en su variación mensual, pero el peor registro regional con respecto al mismo periodo del año pasado, cuando había 3.191 desempleados, lo que supone una tasa relativa del 2,16% frente a la media autonómica del 5,9%. Palencia lidera la comparativa interanual, con descenso del 8,4%.

Se trata del cuarto mes consecutivo en el que las cifras de desempleo volvieron a descender en otras 321 personas y el paro se acerca más a la barrera de los 3.000, una cifra que desde el inicio de la crisis no se había vuelto a conseguir. La tasa de desempleo baja del 8% y se sitúa en el 7,36%. Se trata del dato más bajo registrado en el mes de junio desde antes de la crisis; ese mes en 2008 había 2.347. Cabe destacar que en los meses de junio de los últimos doce años sólo en 2013 ha sobrepasado la barrera de los 6.000 parados, con 6.452, aunque en 2012 y 2014 también se alcanzaron cifras de 5.976 y 5.776 respectivamente. Así, los parados en junio son menos de la mitad de los registrados en el mismo mes de 2013, tal y como reflejan las estadísticas del Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe).

Por sexos, el paro femenino en Soria sigue siendo mayoritario aunque la desproporción es algo menor que en el conjunto nacional. Así, hay 1.327 hombres demandando un empleo por 1.795 mujeres. Por edades, es preocupante la situación de los desempleados mayores de 45 años, casi la mitad, y de los menores de 25 años porque suponen más del 10% del total de los parados.

En este caso suman 314, de los que 159 son hombres y 155, mujeres. De esta forma las féminas se corresponden con el 49,36% de los jóvenes parados mientras que los hombres se van hasta el 50,63%, invirtiendo la tendencia general. En el resto de edades son menos los hombres en paro que las mujeres. Y entre los de más de 45 años, ya suman 1.537, de los que 688 son hombres y 849 mujeres.

Por sectores, el grueso de desempleados se concentra en el sector servicios, con 2.020 personas sin trabajo, es decir, un 64,7%. Le sigue la industria, que registra 427 parados. En la construcción se cuantifican 197 sin empleo, y en agricultura, 166. El colectivo de desempleados que buscan su primer empleo, que asciende en Soria a 312 personas, cuatro menos que el mes pasado, cuando sumaban 316.

Pero resulta llamativa la distribución por edades. Del total, 111 tienen menos de 25 años; 23 sorianos de entre 25 y 29 años optan a su primer empleo; 90 personas cuentan con entre 30 y 44 años; y otros 88 ciudadanos intentan acceder al mercado laboral a partir de los 44 años.

De nuevo aquí se aprecia una diferencia por sexos. De los 314 sorianos en busca de su primer empleo 104 son hombres y el grueso se concentra en las edades más jóvenes, es decir, dos de cada tres parados sin empleo anterior son mujeres.

En cuanto a la cifra de parados extranjeros en Soria, en junio se registraron 570, lo que supone un 18,25% del total de desempleados en la provincia, y de ellos casi la mitad, 255, se encuentran en el sector servicios, otros 60 en agricultura, 49 en industria, 47 en la construcción, y 159 no tenían empleo antes.

Menos indefinidos

En el mes de junio se firmaron 3.718 contratos en la provincia, 221 más que los que se rubricaron en el mes anterior, lo que supone un incremento del 6,32%, según las estadísticas del Servicio Estatal Público de Empleo (Sepe) hechas públicas ayer. Registra también un mejor comportamiento en su comparativa interanual, con 41 contratos más, lo que supone un aumento del 1,12%

Del total de contratos firmados, 273 fueron indefinidos, mientras que el resto se rubricaron por tiempo limitado, es decir, el 7,34% de los contratos en Soria fueron indefinidos, mientras que el resto siguen siendo temporales. Así, han disminuido los indefinidos con respecto al mes anterior en 19, de igual forma que en la comparativa interanual, 87, es decir una diferencia interanual de un 24,17%.

En lo que se refiere a las prestaciones –dato relativo a mayo– 1.459 sorianos no recibían ingresos por los 1.984 que sí lo hacían. Las prestaciones por desempleo (previamente cotizadas) eran 1.049, 99 menos que el mes anterior, cuando cobraban 1.148.

Además, 845 sorianos cobraban el subsidio, uno más que en el mes de abril. Los perceptores de la Renta Activa de Inserción fueron 90 personas, cuatro menos que en el mes de abril.

En clave regional, la llegada del verano es sinónimo de sol, de altas temperaturas, de vacaciones escolares, de horas de piscina… y también de empleo. Y junio de 2019 no ha decepcionado en Castilla y León aunque, a diferencia de España, lo suyo no batidos récords y se observa una cierta ralentización. El hecho de que las empresas deban vestir sus plantillas para afrontar la temporada veraniega ha motivado que los tres vértices de una misma ecuación –paro, contratos y afiliados– sonrían a la Comunidad, e incluso más que a nivel nacional.

Las contrataciones realizadas en junio permitieron eliminar en un mes 7.169 nombres de la lista del paro –cada día 238 personas abandonaron ese listado– y se crearon en ese tiempo 7.706 nuevos empleos (257 diarios), y se formalizaron 93.909 contratos, eso sí el 92,2% con fecha de caducidad.

Afiliados como en 2009

Según los datos publicados ayer por el Ministerio de Empleo, el número de afiliados a la Seguridad Social en Castilla y León aumentó en un 0,84% en junio, alcanzando la cifra global de 929.356 cotizantes. 
El dato resulta esperanzador ya que no se rebasaba en Castilla y León esa cifra de afiliados desde 2009, si bien la Comunidad no está en disposición de festejar el máximo alcanzado a nivel nacional, que por primera vez ha sobrepasado los 19,5 millones de afiliados.

Y eso que la Comunidad vivió un repunte en la creación de empleo en junio mayor al observado a nivel nacional –medio punto en un mes–, lo que le aupó hasta la sexta posición en el ranking nacional en creación de empleo en el último mes. Una visión más positiva se extrae, no obstante, al analizar los datos del desempleo. El número de parados registrados en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo se situó en 133.242. Pese a los dramas que eso supone, se trata de la cifra más reducida que logra la Comunidad desde junio de 2008.

En un mes, Castilla y León hizo desaparecer a 7.169 parados, lo que supone un recorte del 5,11%. Registró un comportamiento más positivo que el conjunto del país, hasta el punto de que la merma del desempleo superó en tres puntos a la nacional (-2,1%).

Castilla y León se convertía, de esta forma, en la tercera autonomía que en mayor medida fue capaz de contraer su desempleo en términos intermensuales. Solo Baleares y Cantabria arrojaron descensos más acusados.

Sin embargo, ese empujón vivido en el último mes en relación a mayo se desvanece si analizamos junio de 2018 y junio de 2019. En este caso, la Comunidad ha aflojado la marcha. En los últimos doce meses se contabilizaron 12.794 nuevos afiliados. Representa un aumento del 1,4%. No solo es la segunda cifra más reducida de todas las comunidades, por detrás de Asturias, sino que es un punto inferior a España y el incremento más contenido desde junio de 2015.

Pero, al igual que ocurriera con las afiliaciones, se observa que la Comunidad ha aminorado su ritmo de reducción del paro en relación a los cuatro años anteriores. Ese 5,11% de disminución logrado el pasado mes resulta ser el peor porcentaje desde junio de 2015.

Idéntica conclusión se extrae si ampliamos el análisis a junio de 2018. En un año la Comunidad cuenta con 8.401 desempleos menos, un 5,9%. Castilla y León es la quinta autonomía que más habría recortado su paro interanual, solo superada por Galicia, País Vasco, la Rioja y Extremadura, pero es el porcentaje menos positivo desde junio de 2013.

Todos los sectores son responsables de la rebaja mensual y anual del paro. Aunque el gran mérito se lo llevan los servicios. Más del 73% de las personas que salieron del paro procedía de este sector. En concreto 5.267 personas. Sin embargo, en términos porcentuales fue la construcción la que experimentó la mayor caída se mire como se mire. El repunte del ladrillo se traduce en un recorte del desempleo intermensual del 6,2% y del 16% interanual.

La caída del desempleo sopló con más fuerza para los hombres que para las mujeres. Mientras ellos asistían a una bajada del paro del 6,1 en un mes, el de mujeres solo lo hacía en un 4,4%. Esta diferencia ahonda aún más la brecha existente entre ambos sexos. Tanto es así que en junio el 59% de todos los parados tenía en Castilla y León nombre femenino. En las oficinas del Ecyl había registradas 24.334 mujeres más en paro que hombres.

Junio tuvo preferencia por los jóvenes menores de 25 años, al menos a ojos estadísticos. Ellos protagonizaron una rebaja en los niveles del desempleo del 6,8%, casi dos puntos más que los mayores de esa edad. De esta forma, 808 jóvenes abandonaron los listados ayudados por la llegada de la temporada veraniega.

De hecho, junio fue un mes muy proclive para formalizar contratos. Los datos del Ministerio reflejan que se firmaron 93.909 contratos. Fueron 4.325 más que en mayo, lo que supone una subida del 4,83%. Sólo Castilla-La Mancha y Madrid presenciaron un mayor número.

http://www.heraldodiariodesoria.es/noticias/soria/paro-marca-mejor-dato-2008-aun-escasa-mejoria-anual_135041.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies