El paro se estabiliza en 3.756 sorianos y deja en evidencia los datos de la EPA

Crece en nueve personas, sólo un 0,24%

Los datos del paro en el reciente mes de enero, publicados ayer por el Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe), dejan noticias agridulces para la provincia. La parte positiva está en la estabilidad. Mientras en España se sumaron más de 83.000 demandantes de empleo en el último mes, en la provincia la variación fue mínima con sólo nueve desempleados más. El incremento nacional es del 2,6% y el de Soria del 0,24%, diez veces menor.

La parte negativa, sin embargo, muestra una realidad muy distinta a la de la reciente Encuesta de Población Activa (EPA) del último trimestre de 2018, recogida por el Instituto Nacional de Estadística. Mientras para ese trabajo la tasa de paro de Soria se quedó en un 4,32%, y por tanto pleno empleo técnico al bajar del 5%, la estadística actual eleva la cifra al 8,76%.

La patronal FOES lo avisó alto y claro: Las cifras de la EPA resultaban difíciles de creer. El Sepe reitera esa misma idea. Aunque una estadística se refiere a finales de 2018 y otra a comienzos de 2019, parece más fiel a la realidad la variación de un cuarto de punto que la de un 50% tal y como se apuntó desde la federación de empresarios.

En la variación interanual de nuevo la satisfacción no es plena. En enero de este año hubo 269 parados menos que en el mismo mes de 2018, con un descenso del 6,68%. Objetivamente es una mejoría, pero dista mucho del ritmo previo. Sin salir del primer mes del año, entre enero de 2017 y enero de 2018 el descenso fue del 12,75%, prácticamente el doble del actual.

De vuelta a los datos del último mes, su escasa variación respecto a diciembre complica extraer grandes conclusiones. Por ejemplo el paro bajo entre los hombres, con cinco desempleados menos, y creció entre las mujeres, con 14 casos más. No obstante, en términos globales sí se observa una mayor dificultad para las mujeres. Hay 2.046 en búsqueda de empleo, 116 menos que en enero de 2018 y con un descenso del 5,37%. En el caso de los hombres hay 1.710 parados, 153 menos que un año antes y con un descenso del 8,21%.

Por otro lado, la evolución muestra una mayor reducción en el paro juvenil si bien no se contrapone a datos poblacionales. El número de parados menores de 25 años fue el mes pasado de 361 personas, 20 menos que en diciembre (–5,25%) y 47 menos que en enero del año anterior (–11,52%).

Respecto al origen de los trabajadores, el mercado laboral ha sido mucho peor para los inmigrantes que para los españoles. Así, se pasó de los 688 parados extranjeros en diciembre a los 733 de enero, con 45 personas más. El crecimiento supone un 6,54% más y muestra que el número de desempleados españoles bajó en 36 personas. El 19,5% de los parados son de fuera de España. La evolución interanual refleja también que el desempleo extranjero evoluciona peor. Un año antes había 752 parados de origen inmigrante con lo cual se ha logrado una reducción del 2,53% en un año, muy inferior a los datos globales.

El mes de enero siempre es un mes malo para el empleo y éste último no fue una excepción. Todo lo contrario. Casi 4.000 trabajadores de Castilla y León se registraron en las oficinas del Ecyl al quedarse sin trabajo. La cifra oficial de 3.963 nuevos parados representa el peor dato en un mes de enero desde 2015 y casi multiplica por cuatro los malos datos del año pasado.

Castilla y León termina el primer mes del año con 151.328 parados y un incremento del 2,7% sobre el cierre del pasado ejercicio. La evolución es similar a la del conjunto del España, donde el paro registrado aumentó un 2,6% hasta los 83.464 desempleados.

La Comunidad autónoma necesitaría aún rebajar en 38.000 personas el paro para conseguir el suelo de desempleo en un mes de enero que fue en 2007 con 113.240 desempleados.

Las mayores víctimas del aumento del paro en enero tienen nombre de mujer. El paro femenino sube un 3,15% con 2.646 personas más, mientras que el masculino crece un 2,1% lo que supone 1.317 varones por encima del mes de diciembre. La brecha se acrecienta: el 57,2% de los parados son ya mujeres y el 42,8, hombres.

El sector servicios es el responsable de la práctica totalidad del desempleo de enero, como corresponde al fin de la campaña de Navidad: 4.068 desempleados más y un aumento del 4,1%. Por el contrario, la agricultura recorta el paro en un 4,7% al reducirlo en 443 personas. La industria también se ve castigada, pero en menor medida: 486 nuevos parados y un aumento del 3,6%. La construcción apenas se mueve y solo eleva el desempleo en 70 personas, un 0,6%.

León lidera con diferencia el ranking de aumento de parados en enero con 1.480 desempleados más y un repunte del 4,9% en solo un mes. Sufre nada menos que el 37% de los trabajadores que se quedaron sin trabajo el mes pasado en la Comunidad. Y además es la sexta provincia de España con mayor incremento, sólo superada por Huesca (6,4%), Teruel (5,7%), Cáceres (5,4%), la uniprovincial Cantabria (5,3%) y Jaén (5,2%). Todas las provincias españolas excepto Huelva registran aumentos.

http://www.heraldodiariodesoria.es/noticias/soria/paro-estabiliza-3-756-sorianos-deja-evidencia-datos-epa_126086.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies