El proyecto para rehabilitar Santa Clara y convertirlo en un centro cívico pasa por Comisión y se podrá licitar con un presupuesto de 2,3 millones

La concejala Ana Alegre ha explicado que esta actuación permite cumplir “el objetivo de recuperar un edificio para la ciudadanía, ampliar la red de centros cívicos con un espacio polivalente para la AA VV del Calaverón, poner en valor el patrimonio y rescatar un inmueble en un lugar estratégico aumentando el potencial turístico de la ciudad”. El proyecto es obra del arquitecto Francisco Ceña y cuenta con el visto bueno de Patrimonio con algunas prescripciones. La intención es licitar en las próximas semanas en el último paso ya para convertir en realidad un proyecto conseguido tras las gestiones municipales con el Ministerio de Defensa para la cesión del edificio. Arquitectónicamente, el principal cambio será el paso de un lugar compartimentado a un espacio abierto con un salón polivalente con la altura de todo el edificio.

La concejala Ana Alegre ha dado cuenta esta mañana el proyecto de recuperación del edificio de Santa Clara que ya ha sido registrado por parte del redactor Francisco Ceña y supervisado por la arquitecta municipal Beatriz Carro. Ambos han detallado todos los planos y actuaciones en comisión para que todos los grupos puedan conocer la actuación que ha sido también analizada por Patrimonio recibiendo su visto bueno con algunas prescripciones como las referidas a la retirada del cableado, el uso de teja en el alero o la memoria arqueológica al tratarse de un edificio protegido con catalogación ambiental. Ana Alegre ha explicado que esta intervención va mucho más allá de una actuación arquitectónica y que encaja dentro del proyecto de ciudad ya que “nos permitirá seguir con esa puesta en valor del patrimonio cultural y artístico y además nos permitirá también continuar fortaleciendo la red de Centros Cívicos de Soria cumpliendo una demanda de los vecinos del Calaverón con espacios polivalentes para sus actividades”. La concejala ha recordado, además, que se trata de un inmueble emblemático, con valor artístico, y ubicado en un lugar estratégico lo que permitirá también ampliar la oferta turística de la ciudad ya que el proyecto además incluye toda la iluminación ornamental del exterior. De la misma, forma incluirá un espacio interior diáfano con un salón polivalente con un techo hasta la cota máxima lo que ayudará a que toda la ciudadanía pueda conocer un lugar hasta ahora totalmente eclipsado. “El principal cambio va a ser precisamente pasar de un edificio muy compartimentado pensado en su momento para Defensa, con zonas para el reclutamiento y salas y bares separados para oficiales, a un lugar abierto con cuatro plantas y sótano en el que desde todas ellas se va a tener una visión transversal de la Iglesia”, ha resumido.

Por su parte, la arquitecta municipal, Beatriz Carro, ha explicado que Francisco Ceña ha separado la actuación en dos zonas interviniendo en la parte de la Iglesia y en lo que era el antiguo Convento y apostando por eliminar todas esas separaciones para “dar visibilidad y continuidad a toda la actuación con un acceso principal y también una segunda entrada desde la calle Antolín. De esta forma, se recupera la iglesia a tres alturas hasta su encuentro entre los pilares y las bóvedas”.

La planta baja incluirá un salón de usos múltiples de hasta 160 personas con cerca de 416 metros cuadrados. El sótano tendrá una superficie de 156, la primera planta de 160, la segunda de 112 y la tercera de 86 con un vacío de 274. De esta forma, en cuanto a la distribución, la planta baja incluirá la sala así como la cafetería, mientras que en la primera se incluirá salas para talleres y una zona de cocina además de un espacio didáctico. En la segunda se ubicará una biblioteca y una sala de música con un tabique móvil y aprovechando el óculo para la entrada de luz natural. En la última planta está previsto un gimnasio para dar cobertura a las muchas actividades de baile que habitualmente programa el Calaverón. Beatriz Carro también ha explicado que todo el edificio está aislado acústicamente y que se ha conseguido que la sala principal pueda verse desde todos los puntos de vista.

El siguiente paso será cerrar el pliego administrativo y técnico con una previsión de plazo de ejecución de la obra de cerca de 18 meses y una inversión de 2.250.000 euros. Por otro lado, el proyecto también ha querido insistir en esa vertiente participativa encajando algunas de las peticiones de los vecinos de esta zona y de la AA VV del Calaverón sumándose a la red que ya conforman otros lugares como el CC Bécquer, La Presentación, el Gaya Nuño o el de La Barriada, recientemente reformado en su integridad. Por otro lado, hay que recordar que esta actuación se incluye dentro de los FONDOS FEDER de Europa en la línea OT9 con una dotación de un millón de euros dentro del objetivo de promover la inclusión social dentro del proyecto Soria Intramuros de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies