En Soria nacen la mitad de personas que las que fallecen

En los seis primeros meses de 2017 el saldo vegetativo es de menos 282

La situación de emergencia demográfica que sufre la provincia de Soria es patente y todas las estadísticas relacionadas con la población solo confirman una tendencia alarmante. El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) difundió ayer los datos relativos a los movimientos naturales de la población durante el primer semestre del año que reflejan que en Soria murieron 282 personas más que las que nacieron entre los meses de enero y junio, Las cifras indican que las defunciones prácticamente doblan a los nacimientos.

La información publicada por el INE indica que durante los seis primeros meses del año en Soria nacieron 297 personas de las que 144 son varones y 153 mujeres. Por contra, en el mismo periodo de tiempo fallecieron 579 sorianos de los que 296 fueron hombres y 283 mujeres, según las mismas fuentes. Los números resultan clarificadores, en tan solo seis meses hay 282 muertes más que nacimientos, según la información del INE.

Según esta información, de media, cada mes la provincia pierde 47 habitantes de forma natural, es decir, hay mueren 47 personas más de las que nacen. Si la tendencia se mantiene durante el segundo semestre del año, la provincia de Soria acabará con un saldo vegetativo negativo de menos 564 personas. De media, nacen unos 50 niños al mes y mueren 97 personas, según la información difundida en la jornada de ayer.

Si los resultados del primer semestre se extrapolan al resto del año, 2017 acabará con alrededor de 600 nacimiento y unos 1.150 fallecimientos. La situación no es nueva ya que en 2016 se dieron unas cifras similares. Los datos del INE correspondientes al año pasado señalan que durante 2016 en Soria nacieron 626 personas mientras que el número de defunciones se elevó hasta las 1.215.

Analizando los datos por sexos, la estadística del INE refleja que entre los varones de la provincia hay un saldo vegetativo negativo de 152 personas. Entre las mujeres el resultado también es negativo, murieron 130 sorianas más de las que nacieron entre los meses de enero y junio del presente año.

Observando los datos de los nacimientos, desde el INE destacan que de los 297 personas que nacieron en Soria entre los meses de enero y julio hay 171 lo hicieron en la capital de la provincia. Por meses, hay que destacar que abril fue el periodo con un mayor número de alumbramientos, 65, mientras que durante febrero apenas nacieron 38 niños en la provincia. Según la información publicada ayer por el INE en la provincia tan solo se registró una muerte fetal tardía y esta tuvo lugar en el mes de enero.

En lo que se refiere a los datos de defunciones, el mes en el que tuvieron lugar más fallecimientos en la provincia fue enero con 135, mientras que el periodo con menor número de defunciones durante el primer semestre del año fue marzo con 79. De las 579 muertes que se han registrado en la provincia en el primer semestre del año hay que destacar que 213 tuvieron lugar en la capital. Por último, resaltar que en Soria no se contabilizó ninguna muerte de bebés nacidos vivos que fallecieran antes de 24 horas, según la información del INE.

La preocupante situación demográfica de Soria no es un caso aislado. La Comunidad Autónoma de Castilla y León presenta, durante el primer semestre del año, un saldo vegetativo negativo, de 7.906 personas, la segunda cifra más elevada tras Galicia.

Enlace: http://www.heraldodiariodesoria.es/noticias/soria/soria-nacen-mitad-personas-fallecen_101619.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies