«Fuimos un poco irregulares, pero estamos satisfechos»

Daniel Bandrés valora la primera victoria de este curso ante el Covadonga, «uno de los equipos más fuertes» / Asegura que la clave fue «el soporte físico del equipo»

Primera cita de la temporada y primera victoria. El Balonmano Soria no ha podido empezar mejor el curso. Con los deberes hechos, aunque con cosas que corregir, como es normal a estas alturas.

«Fuimos un poco irregulares, pero estamos satisfechos». Daniel Bandrés, técnico amarillo, valora la victoria de forma positiva. Dos puntos que sitúan a los sorianos en la cuarta plaza de la clasificación, pero que significan mucho más que una casilla. «Este era un partido muy importante. Era el primero y contra uno de los equipos más fuertes de esta temporada». El Grupo IMQ Covadonga es uno de los recién descendidos de la División de Honor Plata, la segunda nacional. Con un grupo construido para volver a ascender, se plantea como uno de los rivales más duros a batir en este grupo 2 de la Primera Nacional.

Con todo ello el balonmano Soria estuvo a la altura. «Nos lo puso muy difícil, se puede ver en los intervalos del marcador», explica Bandrés. El de este sábado fue un partido de tira y afloja. Los sorianos consiguieron ir en la mayoría del partido con un tanto o un par de tantos por delante, pero los visitantes no estaban dispuestos a rendirse. «Una de las cosas más positivas es que nosotros salimos defensivamente muy activos, robando balones. Ellos, por su parte, son muy activos en defensa y enlazaron dos o tres contragolpes con los que nos iban alcanzando». Al descanso llegaron con empate a 12. Este respiro, no obstante, iba a durar poco a los visitantes.

«En la segunda parte pudimos sacar una pequeña ventaja al final», explica Bandrés. Terminaron cerrando el partido con 27-23, con tres tantos finales que sumaron los amarillos en los últimos seis minutos de juego. En este sentido, el técnico explica que «el soporte físico del equipo fue muy bueno y eso hizo que al final nos lleváramos el partido».

A pesar de la victoria, el del domingo era el primer partido de la temporada y hay alguna que otra cuestión que solucionar o ajustar. «En ataque –ejemplifica el entrenador– estamos buscando el modelo de juego que todos queremos, que ocasiones nos salió el domingo, pero en otras no y por eso no fuimos tan regulares».

En su segundo año consecutivo en Soria y con una plantilla cuyo bloque principal se ha mantenido, Bandrés aborda este curso con buenas expectativas, tras cerrar el anterior en cuarta posición y con muy buenas sensaciones.

La siguiente cita, ya lejos del San Andrés, será este fin de semana. Los amarillos abordarán así otro partido clave en un inicio de liga complicado que le lleva a enfrentarse al Ikasa BM Madrid, otro de los descendidos de División de Honor plata.

Enlace: http://www.heraldodiariodesoria.es/noticias/deportes/fuimos-poco-irregulares-estamos-satisfechos_117688.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies