Garray acusa a la Confederación de desembalsar tarde y demasiado

María José Jiménez asegura que se actuó «sin previsión y en una cantidad desmesurada» y Javier Antón insta a la CHD a que asuma los daños generados por sus decisiones

La riada de agua remite, pero la de críticas a la gestión acaba de comenzar. Ayer, tanto la alcaldesa de Garray, María José Jiménez, como el concejal de Soria Javier Antón mostraron su disconformidad con el desembalse realizado por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD). A su juicio se podía haber operado con mayor previsión aumentando el desembalse antes, y además se sacó demasiada agua de Cuerda del Pozo de golpe.

Jiménez fue clara en este sentido. «Si la Confederación hubiera hecho los deberes antes no habríamos llegado a esta situación», manifestó la regidora municipal garreña. Según aseveró, «nunca se había desembalsado tanto» desde la presa de Cuerda del Pozo.

En este sentido cabe recordar que son tres los ríos que confluyen en la zona de Garray: el Tera, el Razón y el Duero, los dos primeros sin regulación mediante embalses. Sin embargo «ha sido todo Duero, ha sido el que nos ha desbordado» a pesar de que es el único que cuenta con control a través de presas y azudes a lo largo de su cauce.

La edil señaló que se desalojó agua del Embalse de la Cuerda del Pozo «sin previsión y en una cantidad desmesurada». Debido a esta situación acusó al organismo regulador de que «la CHD ha dejado que el pantano se llenara y ha soltado de golpe», informa Ical.

Por su parte, el concejal de Servicios Locales del Ayuntamiento de Soria, Javier Antón, comentó que en las próximos días, una vez que baje el nivel del río, se producirá a valorar el daño causado por la crecida del río en las obras de los márgenes del Duero. El edil advirtió que si la crecida «es una consecuencia de una decisión del Gobierno la CHD deberá asumir parte del coste». En este sentido, recordó que en otra ocasión fue Tragsa, con fondos de la CHD, quién asumió las reparaciones.

Por su parte el delegado de la Junta, Manuel López Represa, defendió ayer la actuación de la CHD  y aclaró que las intensas lluvias caídas en la cabecera del río y la zona del embalse fueron «difíciles de prever». El desalojo de agua del pantano se llevó a cabo de forma controlada, según el delegado, quien recordó que, desde el viernes, cayeron 138 litros por metro cuadrado  de agua en la zona, lo que ocasionó que la Cuerda del Pozo pasara del 77% al 95% de su capacidad en cuestión de horas.

Asimismo, destacó que «aguas abajo» del Duero es más fácil controlar la situación porque se suelta agua con previsión, no ocurre los mismo en los pueblos situados en la parte alta, por su ubicación y las numerosas aportaciones exteriores que sufren sus ríos.

Enlace Diario de Soria: http://www.diariodesoria.es/noticias/provincia/garray-acusa-confederacion-desembalsar-tarde-demasiado_53831.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies