Hervías advierte de que contravenir el ideario del partido conlleva la expulsión

Reconoce que el expediente a los diputados está aún pendiente de resolución

Los diputados provinciales sorianos José Antonio de Miguel y Raúl Lozano tienen pie y medio fuera de Ciudadanos, y podría haber sanción para los cargos electos que suscribieron su apoyo por la decisión de respaldar la moción de supervivencia de la Diputación soriana, presentada por el PP (y que también contó con el voto a favor del PSOE). El secretario nacional de Organización de C’s, Francisco Hervías, conocido como ‘el lobo que se come las ovejas negras de Ciudadanos’, se presentó inesperadamente en la asamblea provincial de la formación naranja, celebrada en el Centro Bécquer de la capital, y aseguró que contravenir el ideario del partido «conlleva la expulsión», en clara referencia a otros casos de indisciplina similares que se han dado en C’s.

Hervías, eso sí, dejó claro en declaraciones a los periodistas, antes de acceder a la asamblea, que «por supuesto que no puedo entrar a valorar la sanción que pueda tomar, la Comisión de Garantías, independiente de la dirección del partido, pero en situaciones similares, los afiliados que se han saltado las reglas del juego del partido han quedado expulsados».

El dirigente naranja reconoció que se había producido un «conflicto» porque «los dos diputados se han saltado las reglas del partido y no han acatado el programa electoral. Ciudadanos tiene un régimen disciplinario claro y lo que ha hecho el partido ha sido ejecutar el protocolo para estas actuaciones».
Centrado ya en las diputaciones, Hervías defendió, lógicamente, la postura de su partido, que forma parte del pacto nacional suscrito con el PSOE de Pedro Sánchez: «La postura de Ciudadanos sobre la reformulación de las diputaciones es clara y ha estado definida desde hace años, no es algo inventado o incluido a última hora. Se sabía que Ciudadanos quiere acabar con las diputaciones como órganos políticos, porque son oficinas de colocación de la vieja política en lugar de administraciones al servicio de los ciudadanos».

Hervías viajó a Soria, además, con la intención de dejar «claro» a los cargos electos del partido en Soria «la postura en materia de las diputaciones», y advirtió que su respaldo a De Miguel y a Lozano es una falta menor, sancionable dentro del régimen disciplinario del partido, ya que al igual que ellos no han acatado el programa electoral, al respaldar el voto a favor por el mantenimiento de la Diputación de Soria, un hecho que solo ha ocurrido en esta provincia, dado que en otras en las que se ha sometido a votación, los representantes de Ciudadanos no la han acatado. Para el responsable del comité ejecutivo nacional de C’s, la falta de los diputados»es más grave porque han sacado pecho y han hecho hincapié mediáticamente de su decisión y eso ha dañado al partido».
Hervías vino a escuchar las razones por las que los cargos electos «han respaldado a los diputados». «Vengo a ver qué respuesta dan y qué alegan contra el posicionamiento del partido», espetó.

En cuanto a los no afiliados, «no los podemos expulsar pero hay jurisprudencia para que estos cargos electos no puedan seguir trabajando bajo los siglas de Ciudadanos», Y es que de los 36 cargos electos que respaldaron la decisión de De Miguel y Lozano, hay algunos afiliados y otros que no lo son, que en cualquier caso dejarían igualmente de representar el nombre de Ciudadanos, en caso de que se tomaran medidas disciplinarias extremas. De ahí, que la asamblea tuviera una doble convocatoria en el Centro Bécquer. Llamó la atención, que para Hervías este conflicto en Soria no suponga una crisis en el seno de la formación provincial: «Es normal. Pasa en todos los partidos políticos pero la diferencia es que en Ciudadanos somos coherentes y con las personas que no llevan el mismo discurso tomamos medidas, mientras otros partidos no las toman. A Ciudadanos le gusta ser coherente con su programa, con su ideario y con los votantes que les han confiado el programa político».
También soprendió que dijera que no teme por una desmembración tras esta polémica que ha enfrentado a dos facciones claramente, y en cuanto a la escasa relación que mantienen el coordinador provincial Jesús de Lózar con los dos diputados aseveró: «La comunicación es la normal de cualquier partido político. Hay fluidez y todo el mundo puede estar en contacto con los dirigentes», y añadió: «No veo crisis en el partido en Soria».

Para finalizar, subrayó que «no estamos en contra de las diputaciones como instituciones prestadoras de servicio, pero las queremos suprimir como entes políticos, porque no puede ser que las diputaciones encarguen hacer aeropuertos vacíos, carreteras por las que no pasan coches, y al final eso repercute en la falta de dinero que se debe destinar a política social. La alternativa es clara y son los consejos de alcaldes los que pueden hacer las tareas administrativas que hacen las diputaciones».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies