Igor Silva llega para suplir la baja de Graells

El Río Duero reacciona con la contratación del central brasileño, que firma hasta final de temporada en su segunda etapa en Soria

Un día después de confirmarse la baja de Albert Graells para lo que resta de temporada por una lesión en la rodilla, el Río Duero Soria anunció la contratación del central brasileño Igor Silva. El jugador carioca se encontraba en Soria desde antes de Navidad por motivos personales una vez que había finalizado su participación en la competición de Jordania y se había incorporado a las sesiones de entrenamiento con el equipo celeste, pero sin intención de fichar. La baja de Graells ha precipitado todo y Silva volverá a vestir la camiseta del Río Duero después de su primera etapa en Soria hace un par de temporadas. «Estoy feliz por estar aquí de nuevo. No estoy contento por la baja de un compañero, pero sí por jugar aquí de nuevo. Espero ayudar para salir de la situación complicada en la que se encuentra el equipo y poder clasificarlo para los play-off», se marcó como objetivo para la segunda parte de la temporada durante su presentación como nuevo integrante de la plantilla de Manuel Sevillano.

El entrenador conoce bien al brasileño al que dirigió hace un par de temporadas. «Espero que asuma el rol de veterano con experiencia para dar calma y aportar, siendo central, bloqueo, ataque y saque», confió Sevillano, contento con la rápida reacción del club para suplir la baja de Graells. Silva es un jugador intimidatorio desde sus 204 centímetros de altura. Con 26 años, el brasileño de Recife cubre su segunda etapa en Soria tras su paso por el club celeste en la campaña 2017-18 en la que coincidió con Graells al que suple, Manu Salvador o Sevillano. «Ha cambiado mucho el equipo desde mi anterior etapa. He comprobado que mis compañeros son muy jóvenes y con un potencial muy grande», describió el central que después de jugar en el Río Duero pasó por la competición de Arabia Saudí y Jordania.

La incorporación de Silva se ha confirmado en la pista desde los entrenamientos ya que por razones personales pasa bastantes periodos de tiempo en Soria y se había puesto a disposición del equipo para reforzar las sesiones de trabajo en Los Pajaritos. Falta la efectiva en la cancha de juego. El paso siguientes es contar con toda la documentación en regla, el tránsfer, para su ingreso en la competición. Los trámites administrativos no permitirán su presencia en Ibiza este fin de semana, pero quizás para el siguiente compromiso pueda ayudar al equipo, algo que también puede ocurrir en breve con la incorporación de Alberto Salas, una vez se libere de sus ataduras laborales.

Preocupación 

El presidente del Río Duero, Alfredo Cabrerizo, confirmó el estado de preocupación por la marcha del equipo, aunque no tanta como el pasado curso cuando se confirmó la permanencia con escaso margen para completar la fase regular. Para el rector del club celeste la situación clasificatoria no es cómoda así como tampoco es buena la respuesta del equipo en la cancha. Vista la trayectoria de la temporada, Cabrerizo confirmó su total confianza en el cuerpo técnico, del que no duda sacará adelante la situación, pero también resaltó esa misma confianza en la plantilla. Destacó la rápida reacción para sustituir la baja de Albert Graells con la contratación de Igor Silva, «un jugador que no necesita periodo de adaptación porque nos conoce bien y pasa mucho tiempo en Soria», aseguró. También apuntó que los objetivos se cambian en virtud de los resultados y que ahora en lo único que piensa es en mantener el estatus de equipo de la Superliga. «El objetivo que nos marcamos es seguir perteneciendo el próximo año a la Superliga», confió el presidente, preocupado aunque optimista con el futuro.

Semana de reflexión

La semana de trabajo en el Río Duero se ha enfocado más a buscar soluciones desde el diálogo que a entrenar situaciones de juego. «Ha sido una semana de reuniones y charlas entre los jugadores, con el cuerpo técnico y con la directiva», reconoció el entrenador del equipo Manuel Sevillano, preocupado tras la derrota del pasado sábado ante Vecindario. «La sensación que me dejó el equipo es que no lucha cuando las cosas no salen. Se puede perder, pero no luchar no es admisible. En los entrenamientos salen las cosas y debemos llevar esas sensaciones al sábado», apuntó durante su habitual repaso semanal de la actualidad del equipo. «Por eso nos hemos reunido esta semana para buscar soluciones porque la tendencia del equipo es a la negatividad. Hay que conseguir cambiar. No somos superiores a nadie. Somos uno más de la Superliga. Estamos entre los cuatro que se están jugando el descenso. Tampoco tenemos lejos la zona de play-off pero nos debemos romper la cara para alcanzar esas posiciones. Todo pasa por superar los problemas de cabeza ya que si fueran técnicos o de juego se puede entrenar. Fallamos en el saque y ejercitamos el saque. Pero si no vamos bien de cabeza es complicado superar ese problema», detalló. Sevillano insta a los jugadores a que busquen también soluciones a la situación para mejorar. Una de las posibilidades pasa porque los veteranos asuman el protagonismo para tirar del carro en los momentos complicados ya que buena parte de la plantilla es joven y no cuenta con la experiencia y la determinación para liderar aún al equipo sobre la cancha.

http://www.heraldodiariodesoria.es/noticias/deportes/igor-silva-llega-suplir-baja-graells_145354.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies