Javier Marco: “Volver con un largometraje al Festival de Soria es genial, un sueño”

El realizador, que el año pasado consiguió con ‘A la cara’ el premio al Mejor Cortometraje Nacional, estrena en los cines Mercado ‘Josefina’ tras su paso por San Sebastián y la Seminci.

El multipremiado Javier Marco regresa al Certamen Internacional de Cortometrajes Ciudad de Soria esta vez con ‘Josefina’, un filme que obtuvo muy buenas críticas en la pasada edición del Zinemaldia de San Sebastián y que el Festival soriano estrena coincidiendo con su llegada a las salas comerciales el próximo sábado 6 de noviembre como preludio a su gala inaugural de este domingo.

El Caballo de Soria al Mejor Cortometraje Nacional que consiguió el año pasado por ‘A la cara’ está en su casa “muy cerca” del premio Goya que obtuvo por este mismo título. Esto da una idea del “cariño” que el director de cine Javier Marco siente por un Certamen Internacional de Cortometrajes Ciudad de Soria que ya visitó en 2015 con ‘Casitas’, otra de sus obras más laureadas. Así que, confiesa, es estupendo volver de nuevo al Festival soriano coincidiendo con su XXIII edición y con ‘Josefina’, su ópera prima en el largometraje.

‘Del corto al largo. Ese camino’, es el epígrafe bajo el que el Ciudad de Soria proyectará el sábado 6 de noviembre, en los cines Mercado a partir de las 19.00 horas (entrada, dos euros), este filme protagonizado por Emma Suárez y Roberto Álamo que participó el pasado mes de septiembre en la sección oficial a concurso del Festival Internacional de Cine de San Sebastián y que hace una semana pasó también por la Seminci de Valladolid. “Volver con un largometraje al Festival de Soria es genial, un sueño” con una única pega, explica el cineasta. “Sólo estaré un día”. La promoción de esta película que ha obtenido muy buena valoración de la crítica especializada impedirá que pueda disfrutar más del certamen soriano del que guarda muy buenos recuerdos, pero, declara, le entusiasma poder compartir la película con el público soriano.

Javier Marco es la prueba de lo mucho que cuesta dar ‘el salto’ al largo. En su caso, todo comenzó en 2015 con la idea argumental de su guionista (y pareja) Belén Sánchez-Arévalo. “Desde entonces tratamos de levantar la película”, añade Marco. La entrada en el proyecto de la productora White Leaf fue determinante. Tras mucho esfuerzo, en abril de este año comenzó un rodaje que se prolongó durante cinco semanas y cuya posproducción se aceleró al máximo con el objetivo de conseguir llegar a tiempo para participar en el Festival de San Sebastián. Con esfuerzo, pero “conseguimos llegar”, comenta con sentido del humor. “Fue maravilloso ver la reacción del público”, destaca. La Seminci, Almería, Santiago de Compostela y “ahora Soria”, han sido los festivales que han apostado por este filme que llegará a los cines de toda España el 5 de noviembre y en el que el propio director destaca especialmente el trabajo interpretativo de todo el reparto. “Emma Suárez y Roberto Álamo hicieron que el paso del corto al largometraje fuera más sencillo”, señala Marco. “Ellos estaban muy involucrados. Aportaron mucho”, añade. Gracias a esta especial complicidad con la pareja protagonista y con otros actores, como Manolo Solo, con los que ya había trabajado antes en varios cortos Javier Marco consiguió imprimir a ‘Josefina’ el tono deseado entre el realismo y el surrealismo. “Ahí estaba el reto”, comenta.

‘Josefina’ es la historia de Juan, un funcionario de prisiones, y de Berta, la madre de uno de los presos. Un día, ambos comienzan a hablar y Juan se hace pasar por el padre de una interna, Josefina… “De lo que más orgulloso estoy en la película es del trabajo de los actores”, destaca el realizador. La dirección actoral le apasiona. En ‘Josefina’ dejó que el trabajo de los intérpretes fluyera, que aportara y enriqueciera las secuencias. “Me gusta hacer pocos planos, pero tener muchas tomas para jugar y buscar matices”, explica.

Aunque considera que el guión es la base de todo, cree firmemente en el cine como trabajo en equipo. “Cuando algo falla, el espectador no sabe qué, pero nota algo”, estima. En el cortometraje, un error no tiene apenas trascendencia y, de hecho, es un formato en el que considera que se puede probar y experimentar más. Pero en el largometraje, un fallo puede comprometer el siguiente proyecto.

En su caso, de momento, confía en que las buenas sensaciones que está dejando ‘Josefina’ sirvan para ‘levantar’ el que será su segundo largometraje: ‘A la cara’. Sí, la continuación de la historia de este cortometraje tan aplaudido por el público soriano y premiado también en la pasada edición de los Goya.

Mientras tanto, asegura, seguirá compaginando el largo con el cortometraje. Porque, en el fondo, insiste, la única diferencia es una mayor duración de las semanas de rodaje. “Creo que el corto no está tan valorado como debería. Y es una pena. Los hay brutales, con una gran calidad técnica y artística”, concluye.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies