Juan Antonio y Caty, 120 kilómetros a pie y ‘octogenarios’ para exigir la A-11

La pareja inicia la marcha lenta a Aranda porque «los sorianos tenemos derechos»

Juan Antonio y Caty dicen que tienen 85 y 79 años, 164 entre los dos, pero cuesta creerlo. Activos, con un humor a prueba de bomba, dedicándose cumplidos, sorianos (uno de nacimiento, otra de convicción) y comprometidos, han salido con el alba caminando hacia Aranda de Duero. Su objetivo, sumarse a la marcha lenta que el domingo culminará en la plaza Mayor de la localidad burgalesa para exigir que de una vez se concluyan las obras de la A–11.

La búsqueda de trabajo les llevó hace años a Cataluña, aunque Caty vino a dar a luz a sus cuatro hijos a Soria. «Como vio que el marido le había salido bueno, pensó en ‘que al menos no me salgan peor’», confiesa entre risas Juan Antonio. Pero los recuerdos no son tan agradables cuando se le pregunta por el motivo de su singular modo de sumarse a Soria Ya.

«Es una pena. Por ejemplo entonces había cuatro vías de tren y ahora hay una, de aquella manera y hecha una pena. ¿Qué ha hecho Soria para que le trate así el Estado español? Y quien dice Soria, dice Teruel o Cuenca. ¿Por qué no tenemos los mismos derechos si pagamos los mismos impuestos?». Incluso recuerda cómo en Cataluña hay gente que se queja por ejemplo de los continuos peajes. «Nosotros también pagamos, pero no tenemos los servicios».

La idea de recorrer los 120 kilómetros a pie tiene tres motivos. Uno, como deja claro, es el amor por su tierra y resistirse a que los Gobiernos la olviden. Otro, el no tener coche. Y finalmente, el haber cruzado media Europa andando y formar parte de un inquieto grupo excursionista desde hace más de 30 años. «Una rebequita y algo de alimentación, esto es poca cosa. Hemos llegado a llevar mochilas de 21 kilos». Tras gastar suela de Finisterre a Roma en tres meses de camino, o venir de Barcelona a Soria andando hasta en tres ocasiones, lo de la marcha lenta se lo toman con una levedad que para sí querrían los jóvenes.

Serán cuatro etapas, desde hoy hasta el sábado. «Queremos dormir ya allí y nos uniremos en la plaza, aunque sea para hacer bulto». Detrás hay una larga labor de difusión de la situación de Soria entre sus amistades catalanas. «Cuando decía que a Soria la rodeaban las autovías y autopistas, y que está en la línea recta entre Barcelona y Oporto, no se lo creían».

La idea fue de Caty, según confiesan entre risas. «Leímos la noticia y como desde junio estamos aquí, nos animamos». con la convicción de que la provincia necesita un futuro mejor. De nuevo con humor recuerdan cómo en la primera gran travesía entre Barcelona y Soria, una Caty derrengada pidió agua en una masía. Cuando la propietaria conoció su destino, le preguntó sorprendida «¿pero usted sabe dónde está Soria?». Ahora la cuestión que les mueve no es dónde, es cómo.

http://www.heraldodiariodesoria.es/noticias/soria/juan-antonio-caty-120-kilometros-pie-octogenarios-exigir-a-11_137384.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies