La iglesia BIC de La Mayor sufre actos vandálicos durante estas Navidades

El Ayuntamiento acometerá la limpieza de las pintadas en la parte trasera del templo de las que tuvo conocimiento a través de las redes sociales

Es uno de los rincones favoritos por los turistas que se inmortalicen junto al busto de Leonor, la esposa de Machado, un matrimonio que tuvo lugar en este escenario en 1906. Pero tampoco se ha librado de la ira de los gamberros en lo que tanto el Ayuntamiento de Soria como la Diócesis de Osma-Soria han denominado «vandalismo puro y duro».

Durante estas Navidades, la iglesia de Santa María la Mayor ha aparecido llena de pintadas en la parte posterior del templo, tanto en la zona inferior del ábside renacentista como en la torre románica. Un auténtico atentado contra el patrimonio para un templo declarado Bien de Interés Cultural (BIC).


Escondido en su parte trasera, lugar habitual de botellones, este rincón de la ciudad es también uno de los preferidos para que los vándalos hagan sus necesidades. Una zona deteriorada a la que se le quiere poner coto por el valor que atesora. La iglesia fue restaurada por la Diócesis en el año 2006.


El Ayuntamiento de Soria, según confirmó ayer la concejala de Acción Social, Ana Alegre, emprenderá la limpieza en la zona afectada del edificio, que ahora mismo escapa a los ojos de sorianos y visitantes salvo que se dé una vuelta por la iglesia al completo.

«Las pintadas han sido estas Navidades, sobre todo las más grandes y, de hecho, ayer tuvieron conocimiento tanto el párroco, Javier Ramírez, como el delegado de Patrimonio, Carlos de la Casa, y aunque el edificio no es propiedad del Ayuntamiento, lo limpiará la empresa de limpieza; entendemos que hay que actuar por el valor patrimonial y se ha pedido también permiso a la Junta de Castilla y León por tratarse de un BIC».


El Ayuntamiento tuvo conocimiento de las pintadas «a través de las redes sociales», en la que algunos usuarios se quejaban de los grafitis.


El tratamiento de la empresa de limpieza será mediante «agua y jabón; hemos descartado el chorro de arena a presión porque podría afectar al edificio».


Alegre se mostró incluso partidaria de que en la zona se instalen cámaras de videovigilancia para intimidar a quienes atenten contra el patrimonio. «Con lo que significa esta iglesia para Soria es una pena que se den circunstancias de este tipo».


Por su parte, el delegado de la Patrimonio y responsable de comunicación de la Diócesis, Rubén Tejedor, reconoció que el párroco de la Mayor había solicitado al Ayuntamiento la limpieza de los grafitis, «en la buena relación entre ambos, y lo han aceptado». Reconoció que se trata de un lugar «deteriorado» en su parte trasera, y aceptó la videovigilancia como una buena solución: «Si el Ayuntamiento lo hace, maravilloso, porque a nosotros nos corresponde el interior, y estamos ante una iglesia que es un atractivo cultural y turístico, y también un lugar de culto».


Salvo una cruz gamada en negro, no hay una simbología ni una reivindicación en las pintadas. Tejedor lo define, al igual que el Ayuntamiento, como «vandalismo puro y duro».


La iglesia de Santa María la Mayor es uno de los templos más reconocidos de la capital por su situación en el centro, junto al Ayuntamiento y el Centro Cultural Palacio de la Audiencia. Conserva restos románicos de su fábrica original de los siglos XII y XIII, si bien la mayor parte de su arquitectura y su mobiliario interno corresponden a una época posterior, fundamentalmente el siglo XVI.


Construida sobre el antiguo templo románico de San Gil, del que mantiene algunos elementos, es un edificio de tres naves. En este templo se reunían, desde el siglo XII al siglo XIX, los regidores de la ciudad de Soria para tratar los asuntos municipales y judiciales.


El desplome de la vieja fábrica románica de la Concatedral de San Pedro en 1520 obligó al Cabildo, hasta que se completaran las obras de reedificación, a establecer su sede en otro templo soriano; el elegido fue San Gil, aunque pronto se trasladarían de nuevo a un paño del claustro de San Pedro. Durante el siglo XVI se llevó a cabo la construcción de la nueva capilla mayor cuando se trasladó el panteón de los Calderones a ésta. Por ese motivo adoptó la nueva titularidad, Nuestra Señora la Mayor, ya que la antigua capilla de los Calderones tenía la advocación de Santa María.

Enlace: http://www.heraldodiariodesoria.es/noticias/soria/iglesia-bic-mayor-sufre-actos-vandalicos-estas-navidades_124214.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies