La impuntualidad de Renfe se hace ‘crónica’ durante el verano

La impuntualidad de Renfe se hace ‘crónica’ durante el verano

La lucha por moderar los insuficientes índices de puntualidad que se atribuyen a Renfe sigue su curso con resultados desiguales. El cambio de servicios asumido entre Madrid y Soria durante el periodo de enero a junio de 2016 que, según la compañía, produjo un incremento no especificado de la puntualidad «gracias a la optimización de marchas realizada en ajuste de servicio del pasado 7 de febrero» ha encontrado su reverso en los datos del último trimestre, el correspondiente a los dos primeros meses de verano, ya que según la CGT sólo a lo largo del mes de junio de han producido hasta 12 retrasos, algunos excepcionalmente notables.

En concreto, el día 16 de junio se registraron dos demoras de enorme calado. Una de 73 minutos y otra de 102. En este ranking de grandes retrasos inmediatamente después se sitúan los correspondientes al día 20 de junio, con 34 minutos, y al día 26, cuando se sumaron otros 32 minutos extra no previstos. El resto de ‘retrasos’ oscilan entre los 11 y los 18 minutos, dado que se especifican solo los más notables. Algo que, sin embargo, no puede dejar en la penumbra el hecho de que existen otros «de modo regular» que no llegan a los 5 minutos y que al parecer se consideran «asumibles».

Por su parte, los resultados obtenidos en julio fueron sensiblemente menos lesivos para los usuarios, dado que se registraron la mitad de incidencias que las habidas durante el mes inmediatamente anterior.

El retraso más grave, de media hora, se produjo el 30 de julio, siendo el segundo más importante el habido el 5 de julio, con 24 minutos. Los otros cuatro caos computan, como media, entre los 11 y los 18 minutos.

Agosto, por cerrar estadísticamente, no empezó mejor. El primer día ya uno de sus servicios presentó un retraso de 12 minutos.

El abandono del servicio ferroviario se muestra sin pudor en la estación de Soria, llegando las plantas y malas hierbas, incluso a pie de tren, por la falta de las tareas mínimas de mantenimiento. El proceso ‘selvático’ de las instalaciones, que denotan un abandono creciente, incrementa el grado de desafección por unas instalaciones que cada vez son menos atractivas para los viajeros, acostumbrados ya a averías, retrasos y controvertidas políticas tarifarias.

Enlace Diario de Soria: http://www.diariodesoria.es/noticias/soria/impuntualidad-renfe-hace-cronica-verano_71447.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies