La mitad de las setas decomisadas regresa al monte como abono

Hasta la fecha suman 7.000 los kilos interceptados y 12 vehículos inmovilizados / Se trata de una iniciativa pionera para evitar destruir las mercancías micológicas

Aproximadamente el 50% de las setas decomisadas en los montes de la provincia se interceptan durante su transporte, de modo que si no se puede demostrar su trazabilidad desde el origen del producto la normativa sanitaria obliga a destruir la mercancía porque no puede reintegrarse en el mercado para su consumo. Kilos y kilos de frutos de los bosques sorianos que se tiraban sin poder evitarlo. La Junta, en coordinación con la Guardia Civil, llevaba tiempo intentando dar una salida a todas esas setas que se quedaban sin comercializar y planteó cerrar el ciclo para utilizarlas como abono de los montes de donde habían sido sustraídas.
Se trata de una iniciativa pionera que se ha puesto en marcha esta temporada, aunque se había propuesto años atrás, pero se iba aplazando por las desastrosas campañas anteriores en cuanto a producción. «Se trataba de buscar una solución legal para los decomisos antes de destruirlos», explicó el jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente en Soria, José Antonio Lucas. Así, las setas están regresando a los montes de utilidad pública como abono. «Son materia orgánica y aportan esporas para continuar el ciclo micológico», añadió. Sobre todo insistió en que todo el mundo tiene que saber que «nadie se queda con la mercancía que se intercepta». Ni agentes de la Guardia Civil ni agentes medioambientales.
Este año son ya más de 7.000 los kilos decomisados en los montes de la provincia y 12 vehículos interceptados. El 85% de las denuncias registradas hasta el momento, y ya son 189, se formulan a extranjeros, principalmente por recolectar sin autorización. Siete de cada diez denuncias son por esta causa. Hay otro 15% de denunciados a quienes se les intercepta un exceso de kilos recolectados. Y otro 20%, por transportar sin la debida acreditación.
En estos casos es donde residía la problemática. Y es que si el vehículo se intercepta en el monte pueden intervenir los agentes medioambientales, la Guardia Civil o ambos. «Se les decomisa el producto y si procede el coche o la furgoneta implicado». Pero si el registro se producía en carretera y no se puede asegurar la trazabilidad de la mercancía la normativa en materia de Sanidad Alimentaria exige destruir el producto. «Esto ocurre con al menos el 50% de los decomisos, de modo que este año que hay producción la mercancía que había que tirar es importante», señaló Lucas. Estamos hablando ahora mismo de más de 3.500 kilos. De ahí la opción de nutrir los montes acotados con la materia orgánica de las setas.
La importancia de que los montes estén regulados va más allá. Al decomisar la mercancía en montes acotados ésta se entrega a los propietarios que pueden reintroducirla en el mercado emitiendo una factura legal a través de una serie de empresas sorianas autorizadas para ello. «Se venden a un comerciante del primer producto y los ingresos revierten a su vez en el sistema regulado», aseguró el jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente.
El problema radica si el monte no está regulado, ya que el Decreto Micológico de Castilla y León, en vigor desde octubre de 2017, prohíbe la comercialización de un producto decomisado en un monte no regulado. «La mercancía se entrega al propietario, pero no la puede vender, ni emitir factura», de modo que sólo le queda redistribuir las setas interceptadas entre sus vecinos, con el consiguiente perjuicio económico. «Es muy importante que los propietarios de los montes sepan esto porque están perdiendo ellos».
Hasta el momento hay 177.000 hectáreas reguladas en torno a cinco cotos micológicos. El de mayor superficie es el de Montes de Soria, que opera conjuntamente con el de Montes de la Comunidad de Castilla y León, y aglutinan 155.000 hectáreas. El primero fue el 50.001 de Pinares Urbión, con seis ayuntamientos y 25.367,77 hectáreas; el siguiente lo tramitó el Ayuntamiento de la Póveda, con 2.153,91 hectáreas, y el último, el del Quinto la Mata C-B-, en El Royo, con 264,66 hectáreas. Y está pendiente de resolver el de Fuentestrún.

http://www.heraldodiariodesoria.es/noticias/soria/mitad-setas-decomisadas-regresa-monte-abono_141468.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies