La provincia tendrá que devolver al Estado 1,6 millones de los tributos de 2017

La Diputación es la entidad más perjudicada ya que deberá reintegrar un millón a Hacienda

Buena parte de las entidades locales de Soria han recibido en estos días malas noticias desde el ministerio de Hacienda. Tras proceder a la liquidación de las entregas a cuentas por la participación de las entidades locales –Diputación provincial y ayuntamientos– en los tributos del Estado del año 2017 el resultado indica que desde la provincia se tiene que devolver al Estado un total de 1,6 millones de euros que se percibieron de forma indebida. La mayor ‘factura’ corresponde a la institución provincial que va a tener que reintegrar a Hacienda algo más de un millón de euros.

A finales de la semana pasada el Ministerio de Hacienda difundió los datos correspondientes a la liquidación de la participación en los tributos del estado del año 2017 de las entidades locales de todo el país. La participación que reciben las entidades locales por su participación en los tributos del Estado es una de las principales vías de financiación, especialmente para las Diputación provinciales. Básicamente, a principio de cada año desde el Ministerio de Hacienda se hace una estimación de lo que va a recaudar a través de varios impuestos como el IRPF o la venta de tabaco. En base a esos cálculos se ese ‘reparte’ la recaudación entre las entidades locales a base de diversos criterios, como la población a la que prestan servicio. La cifra resultante se ingresa cada mes en las cuentas de la entidad local correspondiente.
Cuando el ejercicio fiscal ya está terminado, el Estado procede a realizar la liquidación en base a los ingresos reales que ha tenido a lo largo del año. Ese dato sirva para comprobar si el dinero entregado a las entidades locales es correcto o se han producido desviaciones. En el año 2017, último cerrado, el resultado es negativo para buena parte de las entidades locales de Soria y tendrán que devolver dinero. En 2016 ,por ejemplo, la revisión provocó que las entidades locales aumentaran sus ingresos.

Según los datos difundidos por el Ministerio de Hacienda la Diputación provincial de Soria recibió del Estado un total de 34, 8 millones de euros a través de la participación en los tributos del Estado. Tras proceder a la liquidación, Hacienda considera que la institución provincial soriana recibió 1.060.964,40 más de lo que le corresponde por lo que ahora tendrá que devolver dicha cantidad.

El error en el cálculo de los ingresos a cuenta no solo perjudica a la Diputación. El Ayuntamiento de la capital también está afectado, aunque en su caso la cuantía que tendrá que devolver es sensiblemente inferior. La capital recibió 1,8 millones de euros de los impuestos cedidos y 6,3 millones del llamado Fondo Complementario de financiación, es decir, la participación en los tributos del Estado le generó unos ingresos por valor de 8,1 millones de euros en el año 2017. Según los datos de la liquidación, ahora tendrá que devolver 245. 347, 24 euros.

Por último, los restantes 182 municipios que componen la provincia de Soria tendrán que devolver a Hacienda un total de 330.398,63 euros. Esa dinero se corresponde con los reintegros que tendrán que afrontar 76 municipios mientras que en los restantes 106 municipios la liquidación arroja un saldo de cero euros. En los municipios de Soria las cantidades que se tendrán que devolver a Hacienda oscilan entre los 2,18 euros que ‘debe’ Rebollar a los 104.646,31 euros que tendrá que reintegrar a Hacienda la localidad de El Burgo de Osma, según los datos publicados por el ministerio. Almazán es la la tercera localidad de Soria que más dinero adeuda a Hacienda con prácticamente 53.000 euros.

Aunque no todos los años se da la circunstancia de que las entidades locales se encuentren con la sorpresa de tener que hacer devoluciones a Hacienda del dinero que han percibido del Estado, se trata de un problema del que se han quejado los ayuntamientos en reiteradas ocasiones. El dinero que el Estado facilita se emplea para abordar los servicios que presta cualquier municipio o para el pago de las nóminas de sus trabajadores por lo que cuando la reclamación llega, normalmente más de un año después del cierre del ejercicio, es un dinero que ya se ha gastado.

Los datos de 2017 muestran una desviación importante, pero lejos de otros años cuando las devoluciones que debieron afrontar las entidades locales fueron extraordinariamente altas. Los años más complicados fueron 2008, 2009 y 2013. Especialmente crítico fue el 2009, cuando la llegada de la crisis económica provocó un brusco descenso de los ingresos del Estado. Esa anualidad, la Diputación tuvo un saldo negativo de más de nueve millones de euros. En el 2013, por ejemplo, la institución provincial observó cómo la liquidación arrojó un saldo negativo de 1,7 millones de euros.

Lo ocurrido en 2013 donde el ‘error’ de Hacienda volvió a castigar a muchos Ayuntamientos que además tenían una complicada situación financiera derivada de la crisis provocó que se llevara a cabo una negociación con el Gobierno para abordar esa situación. Finalmente, se llegó a un acuerdo a través del a Federación de Municipios y Provincias que flexibilizar la devolución de los saldos pendientes. A través de la FEMP se informaba en el año 2015 de que «tales reintegros –correspondientes al año 2013– podrán fraccionarse en un período de 10 años, excepcionando así el régimen aplicable con carácter general y contenido en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2015».

Asimismo, se incidía en que «se flexibiliza por tanto la devolución de los saldos deudores de la liquidación del año 2013 de las Entidades locales, habilitando el mismo procedimiento que para las liquidaciones negativas de 2008 y 2009 con un plazo de devolución de 120 mensualidades, a contar a partir de enero de 2016, y siempre que lo soliciten las propias entidades locales afectadas y cumplan con requisitos contenidos en dicho Real Decreto Ley, análogos a los establecidos para el reintegro de las liquidaciones negativas de 2008 y 2009». Teniendo en cuenta estos antecedentes, es de esperar que las entidades locales puedan acogerse a esta fórmula para pagar los reintegros del año 2017.

Todos las entidades locales tiene acceso a la participación en los tributos del Estado, aunque desde Hacienda se pueden bloquear las entregas a cuenta siempre y cuento una determinada administración no cumpla con la obligación de presentar las liquidaciones presupuestarias. Cuando sucede, el Estado bloquea las entregas a cuentas mensuales hasta que el municipio en cuestión regularice su situación.

http://www.heraldodiariodesoria.es/noticias/soria/provincia-tendra-devolver-estado-1-6-millones-tributos-2017_142437.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies