La regeneración de las traseras de la Audiencia puede movilizar 13 millones

El cálculo de viabilidad estima un saldo positivo de 560.000 euros por ventas sobre los gastos de obra

Una operación de gran envergadura la recuperación de las traseras de la Audiencia. No sólo por el efecto que se persigue de regenerar una zona degradada y dar un impulso de vitalidad al Casco Viejo, sino también por la importante cantidad de recursos que se calcula que movilizará la actuación. Aproximadamente 6.300 metros cuadrados engloba el sector de las antiguas cocheras de Gonzalo Ruiz y ponerlo al día puede suponer un flujo de más de 13 millones. Una actuación especialmente en manos de la iniciativa privada, pero que tiene una presencia pública, por ejemplo en los 1,1 millones en que se estima inicialmente la parte municipal del aparcamiento subterráneo. Se trata de una primera aproximación de cantidades contenida en la modificación del PGOU para ordenar el área. Y su objetivo pasa por determinar la viabilidad económica del conjunto. Un cálculo muy estimativo, sujeto a cambios con el paso del tiempo y a la espera de que los ulteriores proyectos para desarrollar la zona afinen los conceptos, pero que da una idea de la magnitud de la incorporación del recinto a la habitabilidad y los servicios. Las cifras no incluyen lo que costaría ampliar la Audiencia, una ejecución que nada tiene que ver con el mercado y que además sólo afecta a una fracción del área. El resto del acrecido centro cultural se basa en los solares adquiridos hace años en Sorovega.

Algo más de medio millón, en concreto 560.000 euros. Es la cantidad que asume en esta etapa inicial que el conjunto es viable. Se trata del saldo positivo tras la venta de lo construido. Es decir, las viviendas, plazas de aparcamiento, trasteros y locales comerciales. En 13,8 millones se prevén los ingresos por estas transacciones, mientras para todo lo construido se estima un coste de 13,2 (las cifras se han redondeado).

Las conclusiones se basan en diferentes indicadores y referencias aceptadas para este tipo de cómputos en una etapa embrionaria como es la de modificar el planeamiento, no son una precisión exacta teniendo en cuenta los factores del mercado y el paso de los años. De ellos resulta, eso sí, que transformar las traseras supondrá muchos recursos.

En los 13,2 millones de los gastos hay que diferenciar entre lo que supone la urbanización, el suelo y las construcciones. Lo primero se estima en casi 2,5 millones, por 2,1 millones de lo segundo y 8,6 de lo tercero.

El desglose de los gastos de urbanización comprende las intervenciones en Betetas, Sorovega y la gran plaza central (más de 600.000 euros); los accesos al espacio porticado (155.000); las demoliciones (228.000); movimiento de tierras (77.000); y la gestión urbanística (262.000). Aquí se referencian también los 1,1 millones de la zona pública del aparcamiento. En cuanto al suelo, su valor se establece siguiendo los criterios de valoración de la Junta y se traduce en 2,1 millones. Los 8,6 millones de poner a punto las viviendas, la parte privada del aparcamiento y los locales comerciales se obtienen combinando las superficies previstas con la Ordenanza sobre el Impuesto de Construcciones. Teniendo en cuenta lo que aportaría el Consistorio y la propiedad privada, el aparcamiento ronda los cuatro millones.

En los ingresos de 13,8 millones la parte más cuantiosa, 8,2 se corresponde con la venta de vivienda libre. La de protección pública podría llegar a los 2,1, en tanto que las plazas para coche reportarían casi 1,3. Los locales comerciales se tasan en este momento en 1,1 millones.

La modificación del PGOU para las traseras de la Audiencia regresó al pleno el pasado septiembre, con el fin de aprobar un nuevo periodo de exposición pública. El documento había pasado por la asamblea en diciembre de 2018 para su aprobación inicial y quedó entonces únicamente con el respaldo del equipo de Gobierno. Los demás partidos votaron en contra. En 2019 sólo Ciudadanos se opuso, mientras que PP y Podemos respaldaban la propuesta.

La exposición pública por un mes se encuentra abierta tras la publicación del último de los anuncios preceptivos. El pleno de septiembre rechazó además una alegación consecuencia del precedente periodo de información tras la aprobación inicial. Se trataba de una reclamación que carecía de sustancia técnica.

Entre diciembre de 2018 y septiembre de este año se produjo una novedad que determinó el nuevo plazo para presentar alegaciones. El documento había salvado favorablemente el trámite de Patrimonio, algo importante ya que el área comprende el antiguo palacio de Sorovega y comprende restos históricos. El otro informe preceptivo era el de la Dirección General de Vivienda, Arquitectura y Urbanismo, cuyas consideraciones en colaboración con los técnicos municipales supusieron una mejora. Y es que la Junta permitió el tratamiento como área de regeneración urbana, lo que facilitó una flexibilidad sobre las determinaciones del planeamiento. Aunque no se variaba sustancialmente el perfil de lo ya planificado, constituyó formalmente un cambio de calado y de ahí su vuelta al pleno y el nuevo periodo de exposición. Una vez que acabe la asamblea se pronunciará sobre las reclamaciones que en su caso hayan llegado y votará la aprobación provisional. El visto bueno definitivo corresponde a la Junta.

http://www.heraldodiariodesoria.es/noticias/soria/regeneracion-traseras-audiencia-puede-movilizar-13-millones_139962.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies