Las diferencias entre Carreteras y Ayuntamiento bloquean el colector

El itinerario escogido por la capital no convence al Gobierno y provoca que pida una aclaración

La construcción del colector de la nueva prisión de Soria ha vuelto a provocar diferencias entre el Ayuntamiento de Soria y la Demarcación Territorial de Carreteras. Casi nueve meses después de iniciarse los contactos entre ambas administraciones todavía no se ha alcanzado un acuerdo. A finales de junio desde el Consistorio capitalino se remitió un informe técnico sobre la citada infraestructura. Tras su análisis, desde Carreteras se pidieron aclaraciones al Ayuntamiento ya que consideran que el trayecto escogido puede provocar problemas de saturación en el subsuelo. Desde el Ayuntamiento se emitieron ayer esas aclaraciones remarcando que la problemática señalada es solventable, según informaron desde la Subdelegación del Gobierno en Soria.

La tramitación para la construcción del colector comenzó a principios de este año. La Demarcación Territorial de Carreteras solicitó un informe al Ayuntamiento sobre el emisario de saneamiento del nuevo centro penitenciario de Soria a finales del mes de enero. El plazo para presentar el documento era de tres meses. El colector tiene un presupuesto de 1,3 millones de euros.

Después de diferentes conversaciones, antes de las fiestas de San Juan desde el Consistorio se dio salida al informe que incluía ligeras correcciones técnicas sobre el planteamiento inicial. No obstante, desde el Ayuntamiento insistieron en aquel momento que las modificaciones no tenían porqué suponer un retraso a la ejecución de las obras.

La Demarcación Territorial de Carreteras estudió el informe municipal y, según informaron desde la Subdelegación, no estaba completamente deacuerdo con la solución escogida por el Ayuntamiento. A grandes rasgos, desde Soria se plantea que la infraestructura pase por la zona de la carretera de Logroño y el Hospital de la Virgen del Mirón. Desde Carreteras consideran que en el espacio designado ya coinciden muchos servicios (aguas o red de calor por ejemplo) por lo que hay otros itinerarios que serían «más favorables». Ante esta situación hace ya unas semanas se pidió al Ayuntamiento una aclaración sobre la solución elegida.

Según informaron desde la Subdelegación del Gobierno, en la mañana de ayer llegó la respuesta del Ayuntamiento. Estas mismas fuentes indicaron que desde el Consistorio se admite la confluencia de servicios, pero se considera que es una situación solventable.

Ahora mismo desde Carreteras se tiene que estudiar detenidamente el escrito municipal. Si finalmente está conforme con las explicaciones del Ayuntamiento de Soria remitirá un informe a la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios (SIEP) para que pueda continuar con la tramitación administrativa del proyecto.

Para la construcción de la infraestructura el primer paso será la expropiación de los terrenos, un proceso arduo y que se extenderá durante bastantes meses. Posteriormente, ya se procederá a la licitación , adjudicación y ejecución del proyecto, según recordaron desde la Subdelegación del Gobierno en Soria.

Siete millones

Las obras de la nueva cárcel de Soria están prácticamente terminadas aunque faltan algunos aspectos por terminar que son los que condicionan la todavía lejana puesta en funcionamiento del centro penitenciario. El coste total de los elementos que restan ronda los siete millones de euros.
El gasto principal que queda pendiente es el relativo al equipamiento de las instalaciones. A través de una respuesta parlamentaria, se indicó que sería necesario acometer una inversión de 4,6 millones de euros para dotar al complejo penitenciario de todo el mobiliario necesario para su puesta en marcha. También hay que incluir el colector, una planta potabilizadora, arreglos en los accesos y la intervención paisajística. Por último, queda pendiente una pequeña reforma en el polideportivo para habilitar un espacio de culto. Una vez concluidos todos estos trabajos la apertura de la nueva prisión todavía estaría condicionada a que el Gobierno habilite la Relación de Puestos de Trabajo para dar cobertura a los funcionarios que se trabajarán en la nueva cárcel.

En la propia web de la SIEP se reconoce que el nuevo centro penitenciario de Soria está «pendiente de equipamiento». «La construcción del Centro Penitenciario de Soria coincide desde sus comienzos con el agravamiento de la crisis económica y los ajustes presupuestarios. Esta circunstancia ha dado lugar a una reflexión respecto de la necesidad de prescindir de cualquier tipo de opulencia en la escala del recinto para conseguir edificios funcionales, pero adecuados y sobrios», explican sobre el complejo soriano.

La nueva cárcel está construida sobre una parcela de 254.360 metros cuadrados. El complejo penitenciario tiene capacidad para 684 celdas residenciales con una capacidad complementaria de 152. Asimismo, hay 56 celdas del régimen de ingresos y 32 del régimen cerrado. La capacidad se completa con las 64 camas habilitadas en la zona de Enfermería, según la web de la SIEP.

Enlace Diario de Soria: http://www.diariodesoria.es/noticias/soria/diferencias-carreteras-ayuntamiento-bloquean-colector_94417.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies