“Llego para mejorar aquí”

El portorriqueño Vega Molina se presenta en Soria como el último refuerzo para la recepción del Río Duero

Con menos de una semana de entrenamiento, a Luis Enrique Vega Molina (Puerto Rico, 1996) parece que le esperan con ganas en la cancha, así se desprende de la valoración realizada ayer por su nuevo técnico, Manuel Sevillano, durante el protocolario acto de presentación del portorriqueño como nuevo jugador del Río Duero Soria. «Nos hubiera venido bien el otro día porque tira hacia adelante y anímicamente nos hubiera ayudado porque perdimos más por este aspecto que influyó tanto en el juego. Y si hubiera estado Luis en el campo hubiera sido diferente», comentó el entrenador, que definió al último fichaje del club celeste como un jugador «completo». «Recibe y ataca bien. En el aire es alto por las características de su salto. Tiene un ataque y un saque potente. Buscábamos un jugador completo y él reúne esas características. Y en la parte anímica es grande porque tira del equipo y es aguerrido», destacó Sevillano.

El portorriqueño llega a Soria para suplir la marcha de Gámiz a Teruel. Un jugador formado en el Springfield College en Estados Unidos donde ha tocado el éxito tanto a nivel coral, campeón del campeonato universitario, como individual al ser reconocido como mejor jugador (MVP) de la competición. ASoria llega desde la liga portorriqueña donde estaba alistado en el Changos de Naranjito. Antes de volver a su país, pasó por Alemania donde jugó en la segunda división con el Helios Grizzlies Giesen, primera experiencia europea que tendrá continuidad en el Río Duero. Mañana podría tener la oportunidad de debutar en la Superliga después de completar la primera semana de estancia en Soria. «Me estoy adaptando bien al equipo y a la ciudad», señaló el jugador, que destacó como uno de sus valores el salto. «Tengo ese talento, pero también lo he trabajado», reconoció. «Quiero adquirir el conocimiento del juego en España porque es diferente y de Manolo Sevillano para crecer como jugador. Creo que puedo mejorar en la recepción al lado de Manolo porque en el ataque es todo más natural. Es una cuestión de ajustarme a los sistemas de aquí y adaptarme», explicó. Vega Molina se mostró agradecido por el interés puesto desde el club soriano para su incorporación. «Todo ha salido de maravilla y una de las razones de venir es la de seguir con la tradición de jugadores de Puerto Rico en Soria. Vengo a adquirir experiencia y aumentar los conocimientos a través del trabajo y del estudio para mejorar como jugador», indicó el receptor portorriqueño, que aseguró haberse encontrado unas instalaciones muy buenas y un grupo de compañeros muy cercanos. «Me han recibido de maravilla. He percibido muy buena química con los compañeros, que me han acogido con las manos abiertas. Además, las instalaciones son muy buenas y estoy encantado con la comodidad de un pabellón como el que tenemos», finalizó.

Estreno con derrota

El estreno del Río Duero Soria en la Superliga se caracterízó por la derrota frente a uno de los conjuntos recién llegados a la competición. Un revés que se presentó con remontada del Intasa San Sadurniño, dos sets por debajo en el transcurso del partido. Una de las razones de la derrota la fijó el técnico del conjunto soriano en el bajón anímico de su equipo. «La derrota genera dudas. Nos falta mucho todavía y con trabajo suelen salir las cosas, como el pasado año. El otro día perdimos por la parte anímica que luego repercutió en el juego. El equipo se diluyó después de los dos primeros sets. El cuarto fue muy malo», reconoció Manuel Sevillano.

La derrota es la primera de la temporada y es un toque de atención hacia lo que puede presentarse en las siguientes citas. «El rival del pasado fin de semana es un equipo que puede estar en la zona media baja de la clasificación y nos ganó. Una advertencia para las siguientes semanas cuando lleguen equipos que pueden luchar por cotas más altas», advirtió Sevillano, que no se mostró enfadado por la derrota, aunque sí la lamentó. «Lo del otro día nos indica que no vamos a ganar por trámite. Todo necesita un trabajo y una dedicación, como nos ocurrió el pasado año. Es una desilusión porque miramos como objetivos clasificarnos para la Copa del Rey y luchar por estar en los play-off. Todavía no es para enfadarse porque resta un mundo y tenemos tiempo para trabajar. Nos falta mucho todavía y debemos ser muy constantes en los entrenamientos», apuntó el técnico. El siguiente compromiso del conjunto celeste le mide a un rival que se sitúa en un plano similar al suyo, Ibiza, por la experiencia del pasado ejercicio. «Tenemos estudiado a Ibiza y llegará muy fuerte. El año pasado peleamos con ellos por el play-off y conseguimos la plaza gracias a dos derrotas inexplicables de ellos. Vienen más fuertes que el pasado año», analizó. «Si hemos perdido con un equipo que puede estar en la zona media baja, ahora nos enfrentamos a uno que puede terminar entre los cuatro primeros. El nivel este año será alto y muy complicado», asumió Sevillano, que espera contar con el nuevo refuerzo ya en la cancha. «Nos puede ayudar mucho porque es un jugador que tira del equipo, como el otro día Hister, y en el aspecto anímico nos hace falta», comentó el entrenador, consciente de las dificultades del campeonato, tan igualado y complicado como en años precedentes.

Enlace: http://www.heraldodiariodesoria.es/noticias/deportes/llego-mejorar-aqui_119142.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies