Los controles tributarios logran aflorar 1,3 millones en Soria

La recaudación de los impuestos de la Junta crece un 8,1% sobre el 2017

La Junta de Castilla y León logró ‘recuperar’ el año pasado 1,3 millones de los contribuyentes de la provincia gracias a los más de 1.300 controles realizados por los técnicos del departamento de Hacienda. Los datos de recaudación del pasado año, facilitados por la delegación provincial, revelan además que la recaudación tributaria del Gobierno regional creció un 8,1% hasta los rozar los 24 millones de euros. 
Durante el año 2018, en Soria se llevaron a cabo 1.328 controles. La gran mayoría de estas inspecciones se corresponde a los controles extensivos que pone en práctica cada año la administración tributaria regional. Estas inspecciones están orientadas a comprobar la veracidad de las autoliquidaciones presentada así como a detectar a aquellos contribuyentes que tratan de eludir sus responsabilidades con la Hacienda de la Comunidad.


Entre estos controles, hay que señalar la existencia de dos tipologías. Por una parte está la actividad de los inspectores que el año pasado levantaron en Soria una veintena de actas de instrucción de las que 19 fueron de conformidad y otra de disconformidad. La cuantía total a la que ascendieron estos procedimientos fue de 159.130 euros, según la información facilitada por la Junta. Además, en este mismo marco, se abrieron ocho expedientes sancionadores por importe de 32.000 euros.


En el ámbito de las comprobaciones ordinarias, el mayor volumen estuvo relacionado con el impuesto que grava las Transmisiones Patrimoniales y los Actos Jurídicos Documentados. En este área se llevaron a cabo 890 controles , un centenar más que en el ejercicio anterior. Estas inspecciones permitieron que el erario público ingresara 448.510 euros.


En lo referente las comprobaciones ordinarias relacionadas con el impuesto de Sucesiones y Donaciones cabe destacar que aunque solo se realizaron 405 procedimientos en Soria, la cuantía ingresada por la Junta a través de estas operaciones fue de 667.340 euros. Por último, sobre el impuesto al Juego se desarrollaron cinco controles que arrojaron un saldo para la Hacienda regional de 230 euros.  


En total, tanto a raíz de los controles ordinarios como de las inspecciones, la Junta sumó 1,3 millones a la recaudación tributaria por los 1,6 ingresados por idéntica vía en el ejercicio anterior.


Por otra parte, cabe destacar que la recaudación total de la Junta en Soria el año pasado por el cobro de los impuestos propios ascendió a casi 24 millones de euros (23,96 millones) repartidos entre los tributos de Sucesiones, Patrimonio, Transmisiones y Actos Jurídicos, el impuesto sobre el Juego, y las tasas propias de la Comunidad.


En primer lugar, los ingresos de la Junta por el impuesto de Sucesiones y Donaciones ascendieron el año pasado a 9,2 millones de euros, lo que supone un descenso del 9,7% con respecto al año anterior. Hay que recordar que este tributo está siendo ‘protagonista’ durante la precampaña autonómica. A finales del pasado mes de marzo el candidato del PP a la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, mostró su disposición a eliminar este impuesto si alcanza la Presidencia. Este impuesto es un tributo que grava los incrementos de patrimonio obtenidos a título lucrativo por una persona física cuando procedan, principalmente, de una herencia o una donación.


En cuanto al impuesto de Patrimonio, la recaudación en 2018 fue de 864.120 euros lo que supone un aumento del 4,73% con respecto al ejercicio anterior. El impuesto que más ingresos generó a la Junta en Soria fue el también polémico impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. En este caso, el dinero obtenido por la Junta ascendido hasta los 10,6 millones de euros. La cifra creció un 28,3% con respecto al 2017 cuando la recaudación de este tributo alcanzó los 8,2 millones de euros. 
El último de los impuestos que gestiona directamente la Junta es el denominado impuesto sobre el Juego que abarca a la actividad de los casinos, los bingos y las máquinas tragaperras. Derivado de los cartones de bingo, la Junta ingresó poco más de 76. 000 euros a lo que hay que añadir los 1,1 millones de euros proporcionados por la actividad de las máquinas tragaperras ubicadas en la provincia. Los ingresos por el juego han crecido con respecto a la anterior anualidad en sus dos ámbitos.


El balance de la recaudación tributaria del Gobierno regional se completa con los ingresos procedentes de las tasas propias. El dinero ingresado por la Junta a través de este concepto ascendió a 1,1 millones de euros cuando el año pasado apenas superó el millón de euros.

http://www.heraldodiariodesoria.es/noticias/soria/controles-tributarios-logran-aflorar-1-3-millones-soria_131531.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies