Los seis primeros meses de 2016 suman la mayor pérdida de población registrada en la provincia

Con 298 nacimientos y 626 defunciones, son casi 328 los habitantes que ha perdido Soria de enero a junio.

Lo dicen las diferentes predicciones del Instituto Nacional de Estadística y los datos registrados no lo desmienten. La pérdida de población que viene sufriendo la provincia, la región y el país empeora. En ese marco, Soria ha alcanzado durante los seis primeros meses del año la mayor pérdida de población registrada en la provincia desde 1941, el primer año del que la entidad estadística tiene información. Ello a consecuencia de que se han producido entre enero y junio 298 nacimientos (147 hombres y 151 mujeres), 14 menos que en el mismo periodo del año anterior. Y a pesar de que las defunciones también se han reducido hasta las 626 (310 y 316). Eso sí, apenas en diez personas. Lo que deja el saldo vegetativo (nacimientos menos muertes) en -328. Cuatro por debajo de la cifra de 2015 para ese mismo periodo (-324). Esa pérdida de población supone un 0,36% del total que se contabilizaba a principio de año y el cuarto peor de España.
Son unos datos provisionales, en el marco del Movimiento Natural de la Población, que están en un descenso casi continuo y que «muestran la problemática en la que está inmersa Soria», según Mercedes Molina, catedrática de Geografía Humana de la Universidad Complutense de Madrid. Además, dice, hay que abordarla de forma «específica». «No es solo un problema demográfico, sino una crisis de territorio que implica problemáticas en el ámbito social, medioambiental, económico y también demográfico», avisa.

Con estos datos, 2016 se coloca a la cola de esos 76 años de estudio, en los que de los que corresponden al siglo actual, es el periodo de enero a junio de 2003 el mejor parado, con un saldo negativo de 105 personas. Este es un tercio del registrado en este año. Sin ir más lejos, en 2011 hubo un saldo de -189. En el año 1999 fue de -297, por lo que la situación actual podría compararse al final del siglo pasado.

El estado, entonces, «es grave», pero «aún estamos a tiempo de corregirlo», asegura Molina. Eso sí, mediante una «relación multiescalar» que implique políticas públicas específicas y finalistas provenientes desde las diferentes escalas políticas, «empezando por Europa».

Un año que marcó un periodo

Aquí todo comenzó en 1997. Entonces llegó a Soria José Miguel Galparsoro, quien fuera hasta junio de este año jefe del servicio de Pediatría del Complejo Hospitalario de Soria. «Había cerca de 1.400 nacimientos y ahora estamos en 600 o menos», avisa incluso antes de ser cuestionado por ese año en particular. Según los datos ofrecidos por el INE y recabados por este medio, es 1977 el año que marca un antes y un después en cuanto a la demografía soriana. Entonces el saldo vegetativo de enero a junio fue cero (576 nacimientos y las mismas defunciones). Marcó con ello el final de un vertiginoso descenso iniciado en torno a 1945 y que en 30 años dejó por el camino hasta 22.400 personas. Ello teniendo en cuenta que el saldo vegetativo del año 1945, que fue 1.143, se hubiera repetido un año tras otro hasta 1977.

Sin ir tan lejos, en cuanto al cómputo nacional, esa pérdida supone un 0,36% de las cerca de 90.000 personas que había en Soria a 1 de enero de 2016. Es el mayor descenso, por detrás solo de Lugo (0,47%), Ourense (0,47%) y Zamora (0,53%). Además, y en contra de ello, es necesario apuntar que durante el año 2015 el saldo migratorio -el balance que existe entre la inmigración y la emigración- aumentó, a pesar de seguir en negativo. Fue de -1,05, mientras estuvo en -1,35 en 2014 y en -1,78 en 2013.

Cada año más viejos

Lo que se supone normal, el que cada año se hace uno más viejo, es para Soria parte de esa grave problemática de la que habla Mercedes Molina y que corrobora Garpalsoro. Según los últimos datos ofrecidos por el INE, la edad media en la provincia ha aumentado de los 46,78 a los 47 años. Un dato que implica que la media entre las mujeres alcance los 48 años y la de los hombres se quede en 45. Son igualmente de las más altas del país. Lo que se corresponde con la proporción de personas mayores, que alcanza un 25,37% en la provincia, solo por debajo de Ourense (30%), Zamora (29%), Lugo (28%), León y Salamanca (25%).

En relación con ello estaría la tasa de dependencia en la provincia, aquella proporción de personas dependientes (personas menores de 16 años o mayores de 64) sobre la población en edad de trabajar. Así ha subido del 42% al 42,4% entre la población mayor de 64 años y se ha mantenido prácticamente en el 21% para los menos de 16 años. En este sentido, el índice del envejecimiento, el porcentaje que representa la población mayor de 64 años sobre la población menor de 16 años, ha aumentado también del 188% al 190%. La esperanza de vida, otro de los indicadores a tener en cuenta, se situó en 2015 en 84 años para los hombres y 87 para las mujeres. Era de 76 y 83 hace apenas 20 años.

Castilla y León, a la cola

En cuanto a la región, el saldo vegetativo de Castilla y León ha vuelto a situarse en valores negativos en este primer semestre de 2016 con 6.093 muertes más que nacimientos, con lo que se sitúa como la segunda comunidad con peores datos tras Galicia, con un saldo vegetativo negativo de 6.951.

Los datos regionales y provinciales en este caso no son muy diferentes al resto del conjunto nacional, ya que la población española volvió a crecer en negativo durante el primer semestre del año, cuando murieron más personas de las que nacieron dejando números rojos, como ya ocurrió en el mismo periodo de 2015. En total, la diferencia entre nacidos y fallecidos es de -12.998 personas.

El Movimiento Natural de la Población publicado por el INE recoge asimismo la estadística de matrimonios y apunta, con estos datos provisionales, que se registraron en Soria 103, 27 por la iglesia, 74 por lo civil y 2 de otro tipo. Fueron 2.697 en toda Castilla y León y 68.560 en España. Todos esos datos en descenso respecto al año anterior.

Enlace Heraldo de Soria: http://www.heraldodesoria.es/noticias/soria/2016/12/15/los-seis-primeros-meses-2016-suman-mayor-perdida-poblacion-registrada-provincia-1148231-1521032.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies