Los sorianos consumen ahora un 24% menos de energía que hace diez años

El butano y el propano registran el mayor descenso, con un -60%, mientras que la electricidad aumenta un 34%.

El consumo de energía final en la provincia de Soria -una vez llega al consumidor- se ha reducido durante los últimos diez años un 24,2%, según los datos que aporta el Ente Regional de Energía (Eren) de la Junta de Castilla y León. Un descenso encabezado por los gases licuados de petróleo (butano y propano) con una reducción de más de un 60% y que solo sustenta la electricidad, cuya demanda ha aumentado con los años hasta un 34%.
La última década ha estado marcada a partir de 2007 por la crisis y, en ese mismo año, por la decisión de los líderes de la Unión Europea de reducir, a más tardar en 2020, el consumo anual de energía en un 20%. Esa misma cuota fue del 16% en 2014. Un porcentaje que, respecto a los datos referidos, los sorianos han superado con creces. Si bien entran en ese cómputo también otros valores, como la intensidad de la demanda.

Con la eficiencia energética como una constante y las medidas adoptadas en consecuencia, como la certificación energética de todos los edificios, el consumo de energía se ha visto reducido hasta un 15,8% en toda España, un 21,1% en Castilla y León y ese 24,2% en Soria. A ello se une desde 2011 y 2012 «el impacto de la situación económica» y, en particular, «la menor actividad industrial en los últimos años», según apuntan desde la Secretaría de Estado de Energía en sus memorias anuales. Antes, y sobre todo después de ese 2007, se había recuperado el consumo hasta 2010.

En datos concretos, los sorianos consumieron en 2015 un total de 240.147 toneladas equivalentes de petróleo (tep), que es la medida que la Agencia Internacional de la Energía (AIE) aconseja emplear debido a la importancia del petróleo dentro del sector energético. Fueron 252.623 tep en 2014, casi un 5% más que ahora, lo que supone que el año pasado se registró el quinto descenso consecutivo de esta cifra. Un dato que contabiliza los consumos totales de electricidad, gas natural, gasóleos, gasolinas y fuelóleos, y gases licuados de petróleo (butano y propano), para todos los sectores (doméstico, industrial, servicios, transporte y otros usos).

La primera reducción se produjo, de hecho, en 2011, cuando pasó de 387.000 a 361.000 (-6,74%). Debido, en gran parte y como apunta el Ministerio de Energía, al impacto de la situación económica que incidió en la actividad industrial, que supone en el consumo de energía final soriano alrededor de un 75%. Fue en ese mismo año cuando los efectos de la crisis se hicieron notar en la provincia. Se produjo, por ejemplo, el cierre de Puertas Normas en San Leonardo de Yagüe. También se recuerda como el periodo en el que se realizaron más ejecuciones hipotecarias.

El mayor descenso de la cifra total, no obstante, fue en 2014. Entonces los contadores o suministradores de combustible, calor y electricidad en Soria alcanzaron una cifra de 252.600 tep, un 23,6% menos que en 2013.

Todos esos datos quedan lejos del registrado en 2010, donde el pico de la década dejó el total de lo consumido en 387.017 tep.

El butano se reduce en un 60%

De entre los cuatro consumos posibles, son los gases licuados del petróleo (butano y propano) los que han registrado un mayor cambio. Así, si en 2006 este tipo de energía alcanzó los 5.142 tep, el año pasado se quedó en 2.023. Es decir, un 60,6% menos. Un descenso muy alejado del total del país (-9,5%), pero en la línea de la cifra regional (-61%).

El gas natural es otra de las energías que más se han reducido en Soria, hasta un 42% desde 2006. Entonces eran 96.286 tep y ahora no alcanza las 41.000. De nuevo por encima de la media nacional (-19,3%) y regional (-16%). Con ello, el porcentaje de lo consumido en Soria con respecto a Castilla y León ha pasado de un 5,37% en 2006 a 2,70% en 2015.

Solo en gasolinas, gasóleos y fuelóleos, los sorianos registran un porcentaje negativo superior en relación a esos dos indicadores. Su uso se ha reducido en Soria un 19% (de 172.525 a 139.633 tep), mientras que la región lo ha hecho un 27% y el conjunto de España, un 20%.

Es la electricidad, por último, el único indicador que aumenta (34,7%), frente al nuevo descenso de Castilla y León (-1,7%) y el total (-1,9%). Así, las 57.800 tep que se registran en 2015 suponen un 5,56% del total de la región. Ese mismo dato en 2006, con 42.883 tep, apenas alcanzaba el 4%.

Enlace Heraldo de Soria: http://www.heraldodesoria.es/noticias/soria/2016/12/10/los-sorianos-consumen-ahora-menos-energia-que-hace-diez-anos-1147255-1521032.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies