Marta Pérez, octava en el Europeo

La soriana no pudo reaccionar al último cambio de ritmo de la apoteósica Laura Muir, que ganó con 4:05.92, y entró con 4:13.56 en una final con dos favoritas y una oportunidad

Marta Pérez entró ayer en octava posición en la final del 1.500 del Europeo bajo techo de Glasgow. Lo hizo con una marca, 4:13.56, muy alejada del 4:08.05 que hizo en su semifinal el viernes, marca personal, y terminó siendo finalista en su primera participación continental indoor en una carrera en la que la británica Laura Muir no dio opción. «Decepcionada», según dijo a los micrófonos de Televisión Española al término de la prueba, la fondista soriana corrió bien, pero le fallaron al final las fuerzas. No pudo reaccionar al último cambio de ritmo de la británica a 500 metros del final, que terminó entrando con un tiempo de 4:05.92 para ganar su segundo oro tras el del 3.000 del viernes. Fue segunda la segunda favorita, la polaca Sofía Ennaoui (4:09.30), y tercera la irlandesa Ciara Mageean (4:09.43).

Marta llegaba a la final 29 años y un día después de que Fermín Cacho se proclamara subcampeón de Europa en pista cubierta en la misma ciudad. En la misma distancia, los 1.500 metros que después le darían el oro olímpico.

En la línea de salida había dos medallas claras y un grupo de atletas que apuntaban a completar el podio. Todo podía pasar y Marta tenía una buena oportunidad para conseguir su primera presea internacional absoluta. Teniendo en mente la carrera del último continental al aire libre, en el que Muir tiró sin miramientos desde el principio, la táctica iba a ser clave y la soriana lo hizo bien en una carrera que comenzó tranquila.

Salió por delante y quiso colocarse de guía, pero enseguida Muir y Ennaoui iban a dejar claro su dominio. La primera con el oro el mente y la segunda esperando un ataque que al final no se produjo. Por detrás el grupo seguía entero. Marta, entre la sexta y la séptima plaza, se abrió y escaló posiciones hasta colocarse cuarta.

Faltaban tres vueltas para el final y Muir no iba a tardar en cambiar el ritmo. Lo hizo y el grupo empezó a desgranarse. La irlandesa, que había estado en la puja con Marta, no miró atrás y cerró el podio. La soriana reaccionó, pero en ese momento la estrategia estaba en las piernas y se quedó sin cambio en el último 500.

Entró en meta con un tiempo de 4:13.56, lejos de la marca personal que dejó el viernes en 4:08.05. «Tenía una buena oportunidad, pero no estoy todavía para estar con ellas», advirtió la soriana, que dijo sentirse «decepcionada», a pesar de que lo dejó todo en la pista: «He corrido todo lo que he podido».

Marta Pérez llegaba a Glasgow después de un invierno en el que una ‘casi-lesión’ (un esguince en el pie derecho que se hizo en el peor momento de la temporada bajo techo) le impidió estar en el Campeonato de España de hace dos semanas. En la línea de salida de su semifinal en el Europeo se le vio contenta, exultante de alegría. En la carrera fue inteligente. Si hay una descripción que se ajuste a la Marta atleta es la de saber sufrir y lo hizo. Fue primera, pero ayer las tornas fueron diferentes.

Con este octavo puesto mejora su participación en Berlín, en el que fue novena. Con esta plaza la soriana sumó en la clasificación por país y España fue cuarta.

Quizá no sea una carrera para recordar, pero la soriana certificó que tiene un gran estado de forma de cara a un aire libre en el que apunta alto.

http://www.heraldodiariodesoria.es/noticias/deportes/marta-perez-octava-europeo_127771.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies