Más de 2.000 sorianos se movilizan por la igualdad

El 5% del sector público y el 1,3% en el privado secundan la huelga de dos horas

El Día Internacional de la Mujer caló y ayer marcó un punto de inflexión en Soria con más de 2.000 personas, ellas y ellos, que quisieron salir a la calle para reclamar la igualdad de derechos. Una jornada la del 8 de marzo con diferentes concentraciones y actos que tiró de ambiente festivo pero sobre todo de reivindicación, la de las mujeres para lograr la corresponsabilidad y la equiparación salarial, exigiendo que las administraciones pongan en práctica las leyes que promulgan la igualdad, una realidad sólo conseguida hasta ahora en el papel, como coinciden en señalar todos los colectivos participantes en las convocatorias.
Si la manifestación que discurrió por el Collado en la tarde de ayer logró récord, no tuvo tanto éxito el llamamiento a la huelga. Apenas un 5,3% de los trabajadores de la Administración General del Estado pararon las dos horas convocadas por los sindicatos mayoritarios, menos aún, un 2,7%, secundaron el de 24 horas que proponían CGT y el Movimiento Feminista. En la Junta de Castilla y León, la media se quedó en un 4,9%. Optaron por la huelga el 3% en la administración general;un 5,5% en las instituciones sanitarias y un 6,6% entre el personal docente.
Desde la patronal trasladaron que sólo un 1,3% dejó su puesto las dos horas convocadas por UGTy CC OO. Este porcentaje corresponde prácticamente en su totalidad a empresas de más de 50 trabajadores y del sector industrial, según informó la Federación de Organizaciones Empresariales de Soria, FOES, añadiendo que desde el punto de vista del consumo, en los comercios no se registró alteración en las ventas de cualquier otro día, aunque el sector de la hostelería sí vio incrementadas su actividad a lo largo de la jornada de huelga.
Los sindicatos esperarán al día de hoy para hacer balance, contando con los tres turnos de los trabajadores.
En el colectivo estudiantil fue desigual, si bien asistentes a la manifestación reconocieron que en la universidad fue secundada eminentemente pero únicamente en las clases prácticas. «Si faltas te pierdes los apuntes y no los cuelgan para poder conseguirlos», explicaron Virginia y Raquel, estudiantes de Enfermería.
Esta transcurrió con normalidad en los puestos de trabajo y con amplia participación en las concentraciones desarrolladas a lo largo del día, tanto en la plaza Mayor como en la de San Esteban, y más aún en la manifestación de la tarde, que comenzó en la primera y terminó en la segunda. Los colectivos femeninos como la Asamblea de Soria o el Consejo Municipal de la Mujer encabezaron la marcha, exclusivamente con presencia de ellas, dándoles el protagonismo esperado, ya que los hombres, por esta vez, quedaron relegados a la cola.
La primera pancarta resumía el objetivo de esta movilización, «Si nosotras paramos se para el mundo», ya que el fin de la huelga era precisamente evidenciar la relevancia de la mujer en la sociedad y por lo tanto la exigencia de su equiparación en todos los ámbitos, pidiendo corresponsabilidad con los hombres.
Los eslóganes arroparon una marcha festiva, con voces al unísono que gritaban, «el feminismo tira hacia adelante, el machismo tira hacia atrás», «somos guapas somos listas, somos todas feministas», «queremos ser libres no valientes» o «viva la lucha de las mujeres». Muchas pancartas a título particular aderezaron una manifestación plagada de lemas con la imaginación y la reivindicación como ingredientes. «No sé coser, no sé bordar, pero sí abrir la puerta para ir a luchar» rezaba el cartel de una de las participantes en la manifestación, o «a la japonesa ya lo intentamos cada día y no funciona» podía leerse en otra de las múltiples que concurrieron. La movilización contó también con presencia masculina, detrás de la pancarta con el lema «Hombres contra el patriarcado», para culminar con la presencia de Antígona, siempre reivindicativa y luchadora por los derechos de la mujer, recordando que sólo en 2017 murieron 49 mujeres y ocho niños víctimas de la violencia de género.
La de ayer fue una manifestación de todos, con abuelas y nietas, hombres y mujeres, unidos por el empeño de que las mujeres deben ocupar el sitio que les corresponde en la sociedad y en el mercado de trabajo, tal y como recordó en la concentración de la mañana la secretaria de Mujer e Igualdad de CC OO, Cristina Ochagavía, lamentando, según recordó también la secretaria de Organización de FSP- UGT Soria, Estefanía Latorre, que existan leyes que garantizan la igualdad pero que haya que estar vigilantes para que se cumplan.
«Hay que salir a la calle, eso está bien, pero la lucha se hace en otros sitios, donde hay que ejercer presión es en los puestos de trabajo, para que las diferencias y discriminaciones que muchas hemos sufrido se acaben», expresaba una de las manifestantes, resumiendo la esencia de la jornada, la lucha por conseguir la igualdad de género y exigir leyes que la garanticen de forma efectiva.

Enlace: http://www.heraldodiariodesoria.es/noticias/soria/mas-2-000-sorianos-movilizan-igualdad_106953.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies