Nueva cara de la muralla en la zona del Postigo

Las obras de la primera fase concluirán a finales de año

La empresa Trycsa concluirá la primera fase de las obras de rehabilitación de la muralla de Almazán a finales del año que contempla una intervención en unos 250 metros, de los 1.700 que comprende el perímetro, entre la Puerta del Mercado y el Postigo de Santa María.

La intervención se ejecuta en el plazo de un año que se había marcado para acometer esta obra. La rehabilitación de los lienzos de la muralla ha finalizado y las obras se centran ahora en los accesos al postigo de Santa María y en el edificio que se pretende construir. «Si el tiempo nos respeta la obra estará lista a final de año», confirmó el alcalde, José Antonio de Miguel. Desde entonces este tramo estará diponible para la visita a pie del público, «aunque no se podrá caminar por encima, esto lo tendremos que dejar para las siguientes fases», explicó De Miguel.

La inversión en esta primera fase de restauración de la muralla se ha elevado a un millón de euros y se ha intervenido en la zona entre el Postigo de Santa María y los edificios colindantes. También incluye una regeneración del entorno. Para ello se derribaron edificios para recuperar el perfil de la muralla con la apertura de un centro. El acceso peatonal arranca donde se incorpora la ciudad nueva a la vieja. A través de una pasarela se iniciará el ascenso hasta el Postigo de Santa María que se estrechará a medida que se sube y permitirá la entrada al casco antiguo. Esta intervención es lo que queda para el mes y medio de obra pendiente.

Las obras en la zona del Postigo de Santa María fueron calificadas de «urgentes», en el Plan Director para evitar el riesgo de ruina en el área de las edificaciones adosadas y garantizar la accesibilidad al recorrido. Para alcanzar el estado en el que se encuentra ahora la muralla fue necesario comenzar con la reordenación y adecuación del frente exterior del tramo este de la Puerta de la Villa, donde se llevaron a cabo derribos de edificios adosados que han dejado al descubierto algunos tramos de la fortaleza, donde se ha comprobado que había piedras sueltas que se han consolidado para evitar desprendimientos. De esta manera el recorrido será accesible y permitirá comprender la trama urbana de la villa de Almazán. La puesta en valor es fundamental para dar a conocer el patrimonio de la localidad. Con este fin se embarcó el Ayuntamiento en esta obra.

Enlace Diario de Soria: http://www.diariodesoria.es/noticias/provincia/nueva-cara-muralla-zona-postigo_76194.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies