Nueva oleada de robos en 5 viviendas de la capital

Los cacos utilizan ‘chivatos’ transparentes para saber si los pisos están vacíos

Una nueva oleada de robos en la capital, como mínimo 5 que ya están confirmados, vuelven a poner en entredicho los pretendidos índices de seguridad de Soria. La nueva remesa de asaltos tienen la particularidad de haberse ejecutado por le técnica del ‘marcado’ de los domicilios. Este ‘modus operandi’, habitual y conocido en otros puntos de la geografía española, consiste en que los ladrones ‘señalan’ los domicilios con pequeños plásticos transparentes en forma de cuña, que son muy difíciles de detectar, con la intención de saber si las viviendas están desocupadas.

Por el momento, y según confesión de la propia Policía, se trabaja solo con hipótesis. La primera es el uso de estos chivatos de plástico transparente como paso previo al acceso a las casas y la segunda que los 5 robos que por el momento constan se produjeron durante este último fin de semana, aprovechando que muchos de sus propietarios se encontraban fuera de su domicilio habitual, bien por vacaciones o bien por fin de semana.

Asimismo, y también sin confirmar, se baraja como argumento plausible que los autores de los robos serían grupos itinerantes de delincuentes que preferiblemente buscan como botín preferente el dinero y joyas.

Sin embargo, desde la Subdelegación del Gobierno, sí se ha podido confirmar que «hasta el momento» se ha presentado una sola denuncia en las dependencias policiales tras la confirmación de los hechos. En este sentido cabe indicar que, como parece natural, se espera la presentación de más denuncias.

Como dato importante ha trascendido que las zonas en las que ocurrieron los hechos están cercanas a la salida de la ciudad hacia Madrid. En concreto Los Royales, U-25 y Los Pajaritos. No es la primera vez que los grupos de delincuentes, presuntamente itinerantes, eligen zonas desde las que es más fácil poder salir, garantizándose así menos dificultades ante una eventual huida.

La metodología utilizada apunta a que se suelen colocar las ‘cuñas’ en la mayoría de las puertas de los domicilios de un edificio. Con posterioridad, los delincuentes esperan un tiempo, que va desde unas horas hasta a varios días) antes de regresar al edificio marcado con los ‘chivatos’ para determinar si los plásticos siguen en su sitio.

Los objetivos pasan a ser aquellas viviendas que siguen manteniendo las cuñas depositadas entre la puerta y el marco, indicando que no han sido abiertas y que lo normal es que no estén ocupadas, convirtiéndose en ‘pasto’ de los ladrones.

El uso de nuevos e imaginativos dispositivos destinados a comprobar si los propietarios de las viviendas están en casa o se han ido unos días de vacaciones es relativamente novedoso. Especialistas en la materia explican que la técnica de los marcadores o chivatos en las puertas es antigua, aunque, por contra, sí admiten que las bandas de ladrones han ido perfeccionando en los últimos tiempos sus formulaciones con el fin de que puedan pasar más inadvertidas entre los vecinos a los que se está sometiendo a una vigilancia.

Las autoridades policiales de Soria no han emitido por el momento ninguna recomendación específica de cara a indicar a los afectados y posibles objetivos cómo actuar en caso de sospecha. Como norma general en otros puntos del país se recomienda que si alguien detecta un marcador en la puerta no lo toque y avise en seguida a la policía.

Todo ello, a pesar de la enorme dificultad -por práctica imposibilidad-, de poder hallar huellas en elementos que, generalmente, son diminutos. Sin embargo, fruto del análisis y de los sucesivos cotejos, se puede encontrar algún tipo de rastro o, en su defecto, proceder a asumir vías de actuación intermedias, como puede ser el uso de algún tipo de dispositivo de vigilancia con la esperanza de poder sorprender ‘in fraganti’ a los cacos.

La noticia de esta nueva oleada de robos llega el día después de que la Unión de Guardias Civiles de Soria (Unión GC) denunciara el ‘cierre’ de cuarteles en verano y la falta de efectivos, por bajas y vacaciones, que sufre la Guardia Civil y que afecta, según su criterio, a la seguridad en el ámbito rural. Asimismo, en abril pasado, en plena campaña electoral, se denunció que el Cuerpo Nacional de Policía estaba necesitado en Soria de un refuerzo de personal, al faltar por cubrir entre un 20 y un 25% de la plantilla.

Las últimas estadísticas hablan de que los robos con violencia cometidos en domicilios de la provincia habían experimentado un incremento del 24,3%, rompiendo la tendencia que había hecho que siempre se pensará en Soria como un lugar alejado de los efectos generales de la delincuencia.

Enlace Diario de Soria: http://www.diariodesoria.es/noticias/soria/nueva-oleada-robos-5-viviendas-capital_70148.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies