Pinares consigue alzar los mayos

Los mozos de varios pueblos cumplieron con la tradición y pingaron los pinos en varios enclaves, en Covaleda fue en el paraje de ‘El Cubo’ y en Molinos, en la plaza Mayor

Pinares vivió con intensidad la jornada de ayer con motivo de uno de los rituales más característicos: las pingadas de los pinos mayos. Festejo que pudo verse en diferentes pueblos de esta zona de la provincia como Covaleda, Molinos, Salduero, Santa María de las Hoyas, Cabrejas del Pinar y Casarejos, donde se consiguió alzar hasta lo más altos largos y rectos pinos con ayudados únicamente por la fuerza y la destreza de los mozos de cada localidad. La jornada acompañó con buen tiempo dejando atrás las lluvias y nieves caídas hasta hace apenas días en esta comarca, para dar paso a una jornada soleada que propició que cada una de las pingadas de los mayos se lucieran con esplendor. Covaleda lo hizo desde las doce y media de la mañana en el paraje ‘El Cubo’ con la participación de numerosos jóvenes que cada año, desde que el ritual fue recuperado en 2001, consiguen levantar sin inconvenientes el pino escogido por la mañana. 
En Molinos de Duero, los vecinos arrancaron la jornada con la bajada del mayo acarreado por una yunta de bueyes serranos y después alzaron el pino en la plaza mayor. Sobre las dos de la tarde el pino terminó de pingarse en Molinos de Duero dando paso a una comida de hermandad entre todos los participantes. 
Los jóvenes de la localidad de Salduero revivieron en la mañana de ayer un ritual ancestral que se repite cada año por estas fechas y con el que se consigue poner en valor las tradiciones y la cultura de este pueblo, cuyos vecinos han conseguido que la pingada del mayo no haya dejado de celebrarse nunca desde tiempos inmemoriales. Los vecinos de esta localidad comenzaron los actos con misa en la ermita de Santa Elena para después dar paso a la pingada sobre las 13.30 horas.
Cabrejas del Pinar también levantó el pino mayo con el protagonismo indiscutible de los jóvenes de la localidad que fueron los encargados de recuperar en el año 2001 esta tradición perdida. Una jornada que comenzó con el corte del mayo en el monte y su bajada a mediodía hasta la plaza mayor.
Santa María de las Hoyas también irguió su mayo en una nueva cita con esta tradición recuperada hace años por los jóvenes de la población. Otros pueblos como Casarejos consiguieron también en la jornada de ayer levantar su mayo perpetuando un año más esta singular tradición festiva. 
De esta manera concluye la pingada del mayo en la comarca, aunque hay varios pueblos que se reservan la tradición para sus fiestas patronales.

http://www.heraldodiariodesoria.es/noticias/provincia/pinares-consigue-alzar-mayos_131729.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies