Sánchez Siscart pide un quinto Juzgado de Instrucción

Denuncia un volumen de asuntos superior al recomendado por el CGPJ

«La situación es bastante buena», afirmó ayer el presidente de la Audiencia Provincial de Soria, José Manuel Sánchez Siscart al referirse a los órganos judiciales. Pese a eso reclamó un quinto Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Soria a fin de absorber el incremento de trabajo de los cuatro juzgados de primera instancia que superan «entre 20 y 30%» el volumen de trabajo recomendado por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).
La cifra de asuntos pendientes, entre civiles, penales y de familia, sin resolver en los juzgados sorianos se eleva a 2.511, de los cuales 1.956 corresponden a los juzgados de primera instancia y los únicos de Almazán y El Burgo de Osma.
De estos órganos judiciales, el que presenta el mayor número de asuntos es el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 un total de 506 casos pendientes al concluir el ejercicio 2015. El Juzgado número 3 acumula 475 asuntos, uno de los órganos que presenta mayor saturación, según indicó Sánchez Siscart, quien destacó el incremento en la pendencia de asuntos civiles, en torno a un 11% y en materia de familia, un 16%, frente a una disminución del 33% en temas penales.
El presidente de la Audiencia Provincial, que enfatizó que los juzgados trabajan «por encima de sus capacidades» y consideró improbables posibles medidas de refuerzo, significó la disminución de la asuntos pendientes en un 70% del Juzgado Contencioso Administrativo. Sánchez Siscart tuvo en varias ocasiones palabras de alabanza para el trabajo desarrollado en este órgano, cuyo juez es Carlos Sánchez, que durante el pasado ejercicio dictó 434 sentencias, sobre un total de 2.748 resoluciones dictadas en todos los órganos judiciales de Soria.
Al inicio de 2015, el Contencioso Administrativo tenía 342 asuntos pendientes, ingresó 286 y resolvió 516, de manera que al 31 de diciembre tenía 112 casos sin resolver. Sánchez Siscart también destacó la capacidad de resolución del Juzgado de lo Penal, cuya titular es Cristina Sualdea, que presentó en 2015 una caída de la pendencia de asuntos pendientes del 25% y en ejecutarias del 44%. Este juzgado al comienzo del año tenía 180 asuntos pendientes y cerró el ejercicio con 138 a pesar de ingresar 275.

Los medios tecnológicos fueron motivo de valoración del presidente de la Audiencia Provincial, José Manuel Sánchez Siscart, quien preguntado sobre la necesidad de un Juzgado de Vigilancia Penitenciaria dijo que estaba condicionado a la apertura de la nueva prisión de Soria. Eso sí, señaló que primero debía constituirse en la estructura judicial autonómica y, posteriormente, aprobar su sede en Soria. En la actualidad, el centro penitenciario de Soria está vinculado al Juzgado de Vigilancia Penitenciario de Burgos.
Respecto a la operatividad de las nuevas tecnologías implantadas en la estructura judicial de la provincia, Sánchez Siscart fue claro. «No es la herramienta electrónica que estábamos esperando», sentenció el máximo responsable de los órganos judiciales de la provincia.
En este sentido, relató que la implantación del sistema de presentación telemática de escritos está provocando muchos problemas en los juzgados debido al numeroso número de «incidencias que se producen, la lentitud y caída del sistema y por los problemas existentes en la validación de la propia documentación».
Sánchez Siscart trasladó que los problemas existentes con la implantación de las nuevas tecnologías habían sido analizado hace unos días entre los responsables de los órganos judiciales y la Fiscalía de la Audiencia Provincial con la coordinadora del Ministerio de Justicia en Soria.
El presidente de la Audiencia Provincial avanzó la implantación para el verano de la firma digital para jueces y secretarios, pero se mostró cauto en cuanto a su funcionamiento debido a los problemas que se están sucediendo en los últimos meses a partir de la incorporación de las nuevas tecnologías en los juzgados.
Sánchez Siscart, que se detuvo en las diferentes tasas del funcionamiento de los juzgados, también informó del tiempo medio de señalamientos de los juzgados. El máximo responsable de la estructura judicial de la provincia indicó que el tiempo medio de señalamiento es cinco meses.
«A la vista de la fecha del último señalamiento, esto es, el más lejano en el tiempo, se observa que todos los juzgados no sobrepasan como máximo cinco meses y varios de los juzgados efectúan sus señalamientos en el plazo máximo de dos o tres meses», dijo Sánchez Siscart, quien volvió a destacar la labor del Contencioso Administración ya que su tiempo medio de tramitación fue de 2,6 meses.

Enlace Diario de Soria: http://www.diariodesoria.es/noticias/soria/sanchez-siscart-pide-quinto-juzgado-instruccion_55793.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies