Una misión casi imposible

El Río Duero pierde en Almería después de adelantarse en el primer parcial y sigue sin ganar lejos de la cancha soriana

El Río Duero Soria perdió el pasado sábado en Almería y prolonga una salida más su incapacidad para resolver a su favor un partido lejos de Los Pajaritos. La tarea no era fácil esta semana ante uno de los mejores conjuntos de la competición que hace quince días festejaba el título copero frente al otro aspirante a todo, el Teruel. El equipo soriano no ha ganado en ninguno de sus desplazamientos con lo que eso le supone en su trayectoria. Se mantiene en la octava posición de la clasificación de la Superliga con seis victorias y once derrotas para alcanzar los 18 puntos, igualado con uno de los recién llegados a la categoría, el CV Manacor, noveno, a uno de ventaja del décimo, el CVMelilla, y a cuatro puntos del séptimo, el conjunto cántabro de la Textil Santanderina. Una posición incómoda en una temporada complicada por la falta de resultados, de regularidad y de fiabilidad, sobre todo, fuera de casa donde aún no se ha estrenado.

La próxima oportunidad le llegará el fin de semana en Barcelona. El equipo soriano repite salida y pone a prueba su capacidad para acabar con la percepción de equipo muy diferente en casa o fuera. Al menos, desde los resultados. El Río Duero jugará el domingo a partir de las 12.30 horas frente a uno de los conjuntos en puestos de descenso. A cuatro puntos de su inmediato superior, el Barça Voleibol se juega la permanencia mientras que el grupo de Manuel Sevillano la tranquilidad para meter más distancia con el peligro. De no superar la prueba de ganar lejos de Los Pajaritos, los últimos encuentros (Vecindario, Teruel, Melilla y Palma) podrían convertirse en citas comprometidas para no verse en mayores problemas. El Río Duero jugará dos choques en casa, frente a los canarios y los africanos, y dos lejos de Soria, ante los turolenses y los baleares. En Los Pajaritos recibirá a los dos rivales más asequibles, siempre con las cautelas de una temporada en la que cualquier rival es de enjundia para el grupo de Manuel Sevillano, mientras que deberá desplazarse para jugar ante los conjuntos con mayor jerarquía. Por eso, la salida del domingo se presenta como una oportunidad para finalizar con la sombra que le persigue sobre su solvencia a domicilio. Y de paso se asegura una clasificación más cómoda antes de encarar la última fase de la liga regular. Pero todo pasa por superar la misión casi imposible de ganar fuera de casa en una temporada atípica para el conjunto soriano.

http://www.heraldodiariodesoria.es/noticias/deportes/mision-casi-imposible_127417.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies